El «medio hombre» que humilló al Imperio Británico

Blas de Lezo, el hombre que humilló a Gran Bretaña.
Blas de Lezo, el hombre que humilló a Gran Bretaña.

Blas de Lezo, el invicto Almirante que con su ingenio, valor y tenacidad dirigió la defensa de Cartegena de Indias y derrotó a una armada británica de 186 barcos y 23.600 hombres, más 4.000 reclutas de Virginia. Armada aún más grande que la Invencible española que los británicos habían enviado al mando del almirante Vernon para conquistar la ciudad llave y así imponer el idioma inglés en toda la América entonces española.

Nacimiento y vida familiar

Blas de Lezo y Olavarrieta, nació el 3 de febrero de 1689 en la localidad de Pasajes de San Pedro, Guipúzcoa, País Vasco, España; un pueblo de larga data en cuanto a vida y tradición marítima se trata. Nacido en el seno de una familia perteneciente a la pequeña nobleza local, de hecho, entre sus familiares existen importantes funcionarios del Imperio Español; destacándose un tatarabuelo regidor de la villa natal, parientes en el Obispado del Perú, y otros en el Virreinato del Perú. Un abuelo había sido Capitán, llegando a poseer su propio galeón. Debido a que el mayorazgo de la época le impedía heredar, el jóven Blas de Lezo, decidirá el ingreso a la carrera militar en la Marina de Guerra (1).

Educación

A muy temprana edad se traslada a Francia, educándose en el Colegio de Francia, y luego ingresando a la Marina de Guerra con el rango de Guardiamarina. Eran los tiempos de la Guerra de Sucesión. En el año 1700 muere sin descendencia Carlos II »el hechizado», último monarca de la Dinastía Habsburgo. Al morir Carlos II, se da inicio a la Guerra de Sucesión Española en 1701. En esta guerra, Francia con la Casa de Borbón, y Austria con la Casa de Habscurgo; se disputarán el poder en España. Por aquel entonces, el Rey Luis XIV se encontraba particularmente interesado en el mayor intercambio posible entre los oficiales, y cadetes, de la Armada y el Ejército de ambos países. Blas de Lezo entra en esos intercambios, iniciando así su carrera militar en la Marina de Guerra de Francia, con el rango de Guardiamarina al servicio del Conde de Toulouse Luis Alejandro de Borbon (2).

Guerra de Sucesión Española – Bautismo de Fuego

La Guerra de Sucesión Española, fué un conflicto internacional desatado a raíz de la disputa por la sucesión del Trono Español entre Felipe de Borbón y el Archiduque Carlos de Habsburgo. Esta disputa, desembocó en una Guerra Civil para el caso de España, en donde los territorios correspondientes a la Corona de Aragón eran austracistas, mientras que los territorios correspondientes a la Corona de Castilla eran borbonistas. Por otra parte, este conflicto involucró directamente a Francia y Austria, potencias que transladan sus tropas a la Península Ibérica. A su vez, Austria consigue el respaldo del Sacro Imperio Romano Germánico, de Inglaterra y Escocia (Reino Unido a partir de 1707), Países Bajos, y Dinamarca; Francia de hecho pierde los apoyos de Portugal, Baviera, y Saboya en 1704. En el confllicto, Blas de Lezo será trasladado a la Escuadra Franco-Española en el Mediterráneo Occidental.

Participa de la Batalla de Vélez-Málaga, obteniendo así su bautismo de fuego. En la batalla, se enfrentaron la Escuadra Franco Española, consistente en 96 naves de guerra, 3.577 cañones, y 24.227 hombres; y la Escuadra Anglo-Neerlandesa, consistente en 68 naves de guerra, 3.614 cañones, y 22.543 hombres. El resultado de la batalla es ambiguo, no existe un vencedor claro; los hispano-franceses logran una victoria táctica, mientras que los británicos conservan Gibraltar. No obstante, con 15 años se destaca en el combate Blas de Lezo. Los informes militares destacan el arrojo y el coraje del joven Guardiamarina, el cual pierde la pierna izquierda a raíz de un cañonazo; la valentía y mutilación del cuerpo, llegan a oídos de Luis XIV el cual lo asciende al rango de Alférez. Felipe V, también se entera de la noticia y llega a ofrecerle ser asistente de cámara del pretendiente al trono; sin embargo, Blas de Lezo rechaza el ofrecimiento y decide proseguir con su carrera bélica.

Una vez recuperado de la amputación de su pierna, se reintegra al teatro de operaciones. Prosigue con su participación en la Campaña del Mediterráneo; aquí destaca su actuación socorriendo a las plazas de Peñiscola y Palermo en 1705, las cuales se encuentraban asediadas por el navío ingles Resolution, el cual termina incendiado. También en el mismo año apresa a dos navíos enemigos, conduciéndolos a Pasajes y Bayona.

En 1706, es requerido nuevamente por el mando militar, facilitando el abastecimiento de los sitiadores de la Ciudad de Barcelona, y suministrando víveres al Ejército de Tierra bajo el mando del Mariscal de Tessé. Aquí, Blas de Lezo, destaca además como estratega. Adopta primero la estrategia de generar humo en el mar a través de barcazas de paja ardiendo, lo cual impedía que sean vistos los barcos hispano-franceses; y luego aplica la técnica de bombas incendiarias, lo cual permite el incendio de barcos enemigos, tácticas ante las cuales los británicos quedarán sin respuesta. Luego de estas acciones, es destinado a la Fortaleza de Santa Catalina de Tolón, donde esta vez será acometido por la Marina de Guerra de Saboya; en la defensa de la fortaleza ante los continuos bombardeos, una esquirla termina impactándole en el rostro produciéndole la pérdida del ojo izquierdo. Finalmente, y tras una breve convalecencia, es destinado al Fuerte de Rochefort en donde es ascendido a Teniente de Guardacostas; aquí es donde nuevamente destaca Blas de Lezo como estratega, logrando abordar al barco Stanhope aprisionándolo junto con su Capitán John Combs.

En 1712, se separan definitivamente las Fuerzas Armadas de Francia y España, y Blas de Lezo pasa a servir bajo las órdenes de Andrés de Pés. Aquí participa del Asedio de Barcelona, en donde un balazo dejará inmovilizado de por vida su brazo de derecho; y en 1715 forma parte de la expedición que logra la Reconquista de Mallorca, aún leal a la Casa de Habsburgo (3).

Primer viaje a la América Española

Terminada la Guerra de Sucesión Española, en 1715, se le confía el mando del barco Peibo del Primer Lanfranco; barco que se encontraba en un pésimo estado operativo. En 1716 parte hacia La Habana con la Flota de Galeones, teniendo como función la custodia de los barcos comerciales que realizaban el viaje entre La Habana y Cádiz, y despejar las rutas marítimas de corsarios. Luego de su paso por el Callao, Regresa a Cádiz en 1720, donde se le confía el mando de un nuevo lanfranco. Hasta 1725, su vida militar será rutinaria, teniendo como principal misión la custodia comercial, y el despeje de buques corsarios.

En el mismo año, contrae matrimonio en Lima con la criolla Josefa Pacheco de Bustos y Solis; mujer con la que tendrá 7 hijos. Sin embargo, en el Perú, se gana la enemistad del Virrey José de Armendáriz; enemistad que desembocará en un Juicio de Residencia y en su partida a España para el año 1730 (4).

Jefe de Escuadra en el Mediterráneo

En el año 1731 es nombrado Jefe de Escuadra en el Mar Mediterráneo, y participa activamente en las campañas militares de Italia y Argelia. Los españoles logran tomar Parma, Toscana, y Plasencia, y tras un breve conflicto con la República de Génova, consiguen tributos que permitirán sufragar la Campaña de Argelia.

La Campaña de Argelia tiene numerosos Causus Belli. Durante la Guerra de Sucesión, el Bey Otomano considera oportuno recuperar antiguas plazas que habían estado bajo dominio español, se habían incrementado las actividades de los piratas berberiscos, y corsarios al servicio del Imperio Otomano reanudaron los asaltos para el saqueo y tráfico de personas en las costas del Levante Español. Finalmente, para el año 1732, la Conquista de Orán es un hecho; y los españoles logran dominar Mazalquivir y retener definitivamente Orán. Hasta el año 1733, Blas de Lezo participará en combates menores y operaciones rutinarias en las Costas del Magreb.

El 1734, retorna a Barcelona, y luego a Cádiz donde pasará un período de 3 años. Aquí, es ascendido a Teniente General, y nombrado Comandante General del Departamento de Cádiz; tras una visita a Madrid, en 1736 queda destinado al Puerto de Santa María. Al año siguiente parte nuevamente a la América Española, dejando en Cádiz a su familia; ya no volverá a pisar suelo español (5).

La Guerra del Asiento y el Sitio de Cartagena de Indias

En 1739, estalla una nueva guerra entre España y Gran Bretaña. Conocida popularmente como la Guerra de la Oreja de Jerkins, es resultado de una escalada de tensiones diplomáticas entre Gran Bretaña y España con respecto a los derechos comerciales británicos en la América Española, y el tráfico de esclavos. Esta Guerra, tendrá numerosas batallas; los británicos tratarán de establecer en Cuba su cuartel general, para desde ahí asediar las costas españolas. En esta estrategia, Cartagena de Indias es sitada tres veces, siendo la última, la victoria célebre de Blas de Lezo. Los británicos al mando del Almirante Vernon, se encontraban tan confiados de la victoria bélica sobre Cartagena, que incluso la Corona Británica llegará a producir monedas conmemorativas sobre la victoria; tomándose incluso el atrevimiento de hacerlo antes que los hechos se produciesen, de hecho, tales monedas datan del año 1739, dos años antes del Tercer Sitio de Cartagena de Indias.

El 13 de marzo de 1741, se da inicio a la Batalla de Cartagena de Indias, y las condiciones de Blas de Lezo no podían ser más desfavorables. La Escuadra Británica contaba 28.000 soldados ingleses y jamaiquinos, 4.000 voluntarios norteamericanos, y nada menos que 195 naves; mientras que la Escuadra Española constaba de 3.000 soldados regulares, 600 arqueros indígenas, y nada más que 6 naves, la única ventaja de los españoles era tener fuertes en la región. Inferiores en número, en armamento y municiones, en soldados, en logística; recae en Blas de Lezo la responsabilidad de establecer la defensa de Cartagena de Indias, y para esto, mostrará sus dotes como estratega.

Ante la evidente superioridad británica, los españoles deciden bloquear las dos bahías que permiten el ingreso a Cartagena de Indias. La estrategia del Almirante Vernon en un principio funciona, logra desactivar los fuertes de la región; a consecuencia, los españoles terminan atrincherándose en el Fuerte y Castillo San Felipe de Barajas. Para este tiempo, a los españoles le quedaban 600 hombres. Vernon, erróneamente había considerado que la victoria sería una cuestión de tiempo, llegando a envíar notificaciones de la victoria defenitiva el mismo 14 de marzo; de hecho, al día siguiente, el primer ataque a la fortaleza resulta desfavorable a los británicos, teniendo unas 1.500 bajas. Aquí Blas de Lezo aprovecha la situación para ganar tiempo, ordena cavar un foso alrededor de la fortaleza, de esta forma, los atacantes se encuentran impedidos de realizar un ataque final. El 19 de abril, luego del nerviosismo de Vernon y haber ordenado construír escaleras con el fin de romper el cerco, deciden emprender un nuevo ataque; el cual queda truncado por la previa estrategia del español, y deja a los atacantes en una posición de marcada desventaja y desprotección. Al día siguiente, tras el fracaso evidente y las numerosas bajas, Vernon se ve obligado a replegarse a los barcos; ordenando así el cañoneo permanente a las posiciones españolas. Al verse los británicos con grandes bajas debido a las respuestas españolas, las enfermedades tropicales, y la bajísima moral; Vernon decide retirarse, no sin antes incendiar los barcos sobrantes por falta de tripulantes, ni cañonear con el resto de sus municiones a la fortaleza (6).

Victoria del Imperio Español, y victoria de Blas de Lezo. A partir de este momento, España consolidará su victoria definitiva en la Guerra, y de esta manera, se garantiza el dominio en América por 70 años más; dado que el plan británico consistía en tomar posesión de la América Española.

Muerte, Reconocimiento Póstumo, y Memoria

Desgraciadamente, el gran aporte estratégico, coraje militar, y su nobleza en combate; no han sido debidamente reconocidos en su momento. Luego de terminado el asedio de Cartagena de Indias, las disputas internas en torno al bando español, volvieron a florecer; nos referimos a la enemistad entre Blas de Lezo y el Virrey Sebastián Eslava. Estas disputas terminaron en una guerra epistolar, la cual fue también desfavorable para el marino, e incluso fue rechaza su petición de reconocimiento por parte del mismísimo Rey. Finalmente, Blas de Lezo fallece en su residencia de Cartagena de Indias el 7 de septiembre de 1741, en condiciones de pobreza y soledad.

Para reconocimintos a su acción, habrá que esperar a los tiempos de Carlos III; quien reconoce su acción y recompensa a su familia. A partir de aquí su figura comenzará a ser rehabilitada a nivel estatal, y pasará a ser considero un héroe tanto español como local. A partir del Siglo XIX, tanto la Marina de Guerra Española, como la Marina de Guerra Colombiana comienzan a considerarlo como un héroe y precursor de sus instituciones; y al día de hoy, es considerado un héroe a nivel regional tanto en Málaga, como en Cádiz y Cartagena de Indias.

Referencias:

  1. Pascual, José Vicente; 2013. Almirante en tierra firme, la aventura de Blas de Lezo, el español que derrotó a Inglaterra.
  2. Pérez, Joseph; 1980. España Moderna (1474-1700), Aspectos políticos y sociales.
  3. Quintero Saravia, Gonzalo; 2016. Don Blas de Lezo: Biografía de un marino español del Siglo XVIII.
  4. Idem.
  5. Idem.
  6. Sáez Abad, Rubén; 2010. La Guerra del Asiento o de la Oreja de Jerkins (1739-1748).

Por: Matías Nicolás Benitez
Profesor de Historia, Instituto Superior de Formación Docente N°1, Avellaneda, Buenos Aires, Argentina.
Estudiante del Profesorado Técnico en Ciencias Físicas/Ciencias Químicas, Instituto Próspero Alemandri, Avellaneda, Buenos Aires, Argentina.

Artículo publicado en REVISTA INSOMNIO #6
Si desea leer más publicaciones como esta, puede suscribirse a REVISTA INSOMNIO por sólo $10 (ARS) por día* haciendo clic en el siguiente enlace:
http://mpago.la/1vvqT6
O comprar un ejemplar de REVISTA INSOMNIO #6, haciendo clic en el siguiente enlace:
https://www.mercadopago.com.ar/checkout/v1/redirect?pref_id=137154233-146f5b4d-c1d2-4c88-9593-766f99f0bed3

*Suscripción anual de cobro mensual mediante débito automático. Valor fijo (no aumentará jamás) de cada cuota mensual: $300 (ARS). Método de pago: tarjetas de crédito/débito a través de la plataforma de Mercado Pago. Renovación automática. Podrá darse de baja en el momento que lo desee sin la obligación de pagar los meses restantes ni costo alguno por la anulación de la suscripción. Si tiene alguna duda, puede comunicarse con nosotros a: revista.insomnio@gmail.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*