Investigación: La grosera estafa del calentamiento global. ¿Qué oscuros intereses se ocultan tras el ambientalismo?

Maurice Strong.
Maurice Strong.

Por: Nicolás Escribá.
Periodista profesional MN 14.779

Introducción

Al igual que a Greta Thunberg, a mí tampoco me interesa ser popular, y estoy más que seguro que este reportaje será por demás impopular al igual que lo es todo ejercicio periodístico destinado a derrumbar esas mentiras profundamente asentadas en el inconsciente colectivo; por tanto intentaré, como siempre pero también más que nunca, abrazarme con vehemencia a esa rigurosidad que acostumbra estar ausente tanto en los medios de masas como en el exageradamente amateur “periodismo alternativo”. De más está aclarar que nosotros, los periodistas, no sabemos una mierda de nada; y perdón por el improperio, pero es necesario ser lo más gráfico posible con respecto a este pequeño asunto, ya que la gente suele creernos ciegamente por el mero hecho de que algunas empresas acreedoras de cierto -y, además, ciertamente dudoso- prestigio publiquen nuestros escritos o nos pongan frente a una cámara y a la vista de cientos, miles o millones de personas. Los periodistas no sabemos un carajo de nada, en lo absoluto; y la mayoría, se empeña en repetir la primer imbecilidad o la primera forrada que su director o su jefe de redacción le arrojan por la cabeza, y también es verdad que no se le puede exigir rigurosidad a personas que se ganan la vida escribiendo al mismo tiempo en que desconocen y ultrajan depravadamente las más básicas reglas sintácticas -cuando no, ortográficas-. Pero no voy a venderles el cuento de que yo soy mejor que ellos porque, Padre, también he pecado; aún así, intento casi con manía evitar la tentación de soltarme a la deriva y que la marea de estupidez colectiva me arrastre o, peor, escapar por la tangente de la tercera posición de la idiotez. Es imprescindible aclarar esto ya que, y a tenor de las afirmaciones que leerá a continuación, Usted NO DEBE creerme a mí; esté o no de acuerdo con lo expresado en este reportaje, si realmente desea entender sobre la cuestión, tendrá que atenerse al relevo de la información citada en las referencias y sacar sus propias conclusiones.

Empecé con una mención a esta adolescente pero, quédese tranquilo, será la única; poco me importan ella y su discurso en las Naciones Unidas, y también es poco lo que pudiera aportar esa pequeña marioneta del ‘poder global’ al desarrollo de este reportaje: mientras el público babea embobado frente a las peripecias de los payasos, los dueños del circo caminan alegres por la vida con los bolsillos a reventar de dinero.
En un reportaje que nos encontramos preparando para el próximo número de Revista Insomnio hablaremos sobre los “terroristas financieros”, el trasfondo del atentado a las Torres Gemelas y el derrumbe económico-institucional de la República Argentina, la crisis financiera del 2008, la guerra de Siria y demás. Se encontraba entre los planes incluir una referencia, también, al “calentamiento global” como una cara más de ese “terrorismo financiero” pero, gracias al impacto producido por la voraz puberta, creímos que no estaría de más profundizar en las más ominosas facetas de una cuestión en la que los intereses económicos copulan en impúdica orgía con el fraude académico, la estafa periodística y la más descarada ingeniería social dando vida a una de las más grotescas funciones de “porno-Gore” -y nunca mejor dicho- de la que la humanidad ha sido testigo. Tal vez, y sólo tal vez, tras leer la última letra de este escrito dejará de pensar que me encuentro desplegando lo mejor de mi grandilocuencia o que simplemente estoy exagerando.

Capítulo 1
Conozca a Maurice Strong: El sombrío “Hombre del Misterio” en las Naciones Unidas y la “mano verde” tras el «desarrollo sostenible» y el «calentamiento global».

En la primera entrega de esta investigación les presentaremos a Maurice Strong, conocido en los rincones más oscuros de las Naciones Unidas como “El Hombre del Misterio”, y les contaremos la historia de un rico magnate canadiense de las finanzas y la industria del petróleo que se transformó en el fundador del “movimiento ambientalista” y uno de los más poderosos operadores políticos y financieros de las Naciones Unidas. El hombre clave detrás de la instrumentalización de las ONG’s como herramientas de presión política en el Tercer Mundo, el inventor del “calentamiento global” y el “desarrollo sostenible”, el arquitecto del mayor “laverrap financiero a cielo abierto” y el mercado de la caridad, el ingeniero de la reestructuración de la ONU; el nombre que no pronuncian ni los más osados “teóricos de la conspiración”.

Vida y milagros de Maurice Strong I: De magnate petrolero a defensor del medioambiente (1940-1996).

Uno hombre que se hizo a sí mismo, o tal vez no.

Como toda historia, esta tiene un principio, y también un protagonista que -en primera instancia- la emprende. El primero en tirar la piedra fue el ente repugnante conocido como Thomas Malthus, pero de viajar tan lejos en el tiempo, puede que terminemos aún más mareados de lo que hoy estamos, así que nos remontaremos al Canadá de fines de los ’40. Allí, en Winnipeg (capital de la Provincia de Manitoba), un jovencito de 19 años llamado Maurice Strong (1) era contratado como aprendiz por la empresa James Richardson & Sons Limited (2), donde se formó en los menesteres del negocio petrolero, el que más tarde lo haría multi-millonario. Strong había abandonado sus estudios cinco años atrás y, a pesar del hecho de carecer de una educación formal, al poco tiempo de haber ingresado a la empresa fue transferido en calidad de especialista en petróleo a las oficinas que Tundra Oil & Gas (3) (subsidiaria de Richardson & Son Limited) tenía -y aún tiene- en la ciudad de Calgary (Prov. de Alberta). Una vez allí conoció a John Edward Patrick “Jack” Gallagher (4), dueño de Dome Petroleum (5), quien terminó por contratarlo como su asistente. A pesar de considerarse a sí mismo “ideológicamente socialista”, Strong supo trepar rápidamente la escalera corporativa, llegando a ocupar el cargo de Vicepresidente de Finanzas de la petrolera de “Jack” Gallagher; tal vez porque el joven Maurice poseía la curiosa habilidad alquímica de combinar convicciones socialistas con metodologías capitalistas al igual que Rupert Murdoch, Don Pablo Emilio Escobar Gaviria o su futuro amigo/socio, el magnate George Soros…

Artículo publicado en REVISTA INSOMNIO #7
Este contenido es exclusivo para suscriptores.
Si desea continuar leyendo la publicación, puede suscribirse a REVISTA INSOMNIO por sólo $10 (ARS) por día* haciendo clic en el siguiente enlace:
http://mpago.la/1vvqT6
comprar un ejemplar de REVISTA INSOMNIO #7, haciendo clic en el siguiente enlace:
https://www.mercadopago.com.ar/checkout/v1/redirect?pref_id=137154233-f7b7f1a3-67ef-47d5-88e1-ab9eefc7af8e

*Suscripción anual de cobro mensual mediante débito automático. Valor fijo (no aumentará jamás) de cada cuota mensual: $300 (ARS). Método de pago: tarjetas de crédito/débito a través de la plataforma de Mercado Pago. Renovación automática. Podrá darse de baja en el momento que lo desee sin la obligación de pagar los meses restantes ni costo alguno por la anulación de la suscripción. Si tiene alguna duda, puede comunicarse con nosotros a: revista.insomnio@gmail.com

2 Comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*