Manifiesto por la Libertad y la Equidad. Entrevista a Nicolás Morás.

Revista Insomnio: -¿Cómo nace la iniciativa del Manifiesto por la Libertad y la Equidad?

Nicolás Morás: -Llevo varios años estudiando el trasfondo de la ola feminista, observando los intereses políticos y económicos que hay detrás, y las consecuencias que tiene su implementación en los países donde se difundió. Esto me llevó a oponerme con fuerza a cualquiera de estas iniciativas; si bien, hace varios años, cuando era bastante más joven, veía con simpatía la causa feminista, (me refiero al feminismo actual, denominado “de tercera ola”). 
Uno de los aspectos que obraron como un disparador en este cambio, fue la detención de Julian Assange, el creador de Wikileaks, y posteriormente, la prohibición del documental “Borrando a papá”, aquí en Argentina.
Desde entonces, es de público conocimiento que esto se ha convertido en un fenómeno que domina de manera hegemónica los medios de comunicación, todos los partidos políticos (sin importar su presunta ideología, que queda en un segundo plano en la actualidad), además de dominar la vida académica, artística y cultural.  

RI: -¿A partir de qué datos empezaste a observar esta hegemonía?

NM: -El año pasado revelé en el programa “Contracara” de Manuel Soaje Pinto la lista de aliados fiables de de George Soros en la Argentina a través de la Open Society Foundation, donde hay referentes de todos los partidos, funcionarios del Poder Ejecutivo y diputados Y senadores de todos los bloques en el Congreso, con lo que caí en cuenta -al tener la información y luego al divulgarla-, que estamos frente a un Leviatán, y que entonces es obligatorio coordinar acciones y unirse entre las personas que sabemos qué hay detrás del feminismo hegemónico y autoritario, independientemente de que tengamos diferencias ideológicas o filosóficas en otros temas. No me costó mucho convencer de esto a otros referentes de la crítica a este feminismo y así surgió Libertad y Equidad, del que llevamos un mes trabajando, previo al lanzamiento previsto para este viernes 8 de marzo.

RI: -¿El lanzamiento se hace desde un punto geográfico concreto?

NM: -Esta es una red federal, es decir que hay personas que están en distintos puntos del país, por lo que al principio se hace con la publicación del Manifiesto, y la idea es empezar a coordinar acciones en distintos puntos de la Argentina, siempre con una perspectiva plural en cuanto al respeto de los distintos puntos de vista que convergen; y es federal, porque nuestra idea es llegar hasta el último punto del país.
Por eso en la página de Libertad y Equidad la sección más importante es “Unite”, para que las personas interesadas en participar en este proyecto, cualquiera sea su ideología, su religión, si tiene una perspectiva laica o si tiene una expresión política partidaria, se sumen a Libertad y Equidad y puedan contribuir a distintas acciones, porque ese es el eje de nuestra misión: actuar.  

RI: -¿Quiénes participan de esta iniciativa?

NM: Entre los firmantes del manifiesto están Roxana Kreimer, que es filósofa y catedrática. Francisco Oneto, conocido popularmente como “el abogado nivel Dios”; la doctora Chinda Brandolino, una de las primeras forenses de este país, una lúcida investigadora en materia médica y que se lució en su exposición en contra del proyecto de estatización del aborto el año pasado; José Quarracino, que es filósofo; Manuel Soaje Pinto y Romina Rocha, ambos periodistas como yo; el escritor Gonzalo Garcés; Leandro Hassan Bracamonte, lingüista; Martín Benegas Ortega, analista político, un compañero libertario; Guillermo Ferraro Medina, que es activista; el histórico activista Jorge Rulli. Lucía Prette, profesora de Historia, me acompaña en la vicepresidencia de este proyecto. Como se puede ver, es un variado mosaico de personas e ideas, esos son los firmantes del Manifiesto pero nosotros apuntamos fundamentalmente al ciudadano de a pie, a la gente común que día a día ve con indignación que ningún medio levanta la crítica a esta suerte de pseudo-religión oficial que se está imponiendo, y que ningún partido representa los intereses no ya de los varones, sino de cualquier ciudadano interesado en la libertad individual, en la presunción de inocencia, y en la libertad de expresión. Todo esto es muy preocupante, porque si viviésemos en una sociedad civilizada, ninguno de estos aspectos debería estar en tela de juicio.

RI: -¿Hubo algún aspecto en particular que te haya alarmado, por el que te hayas enfocado en la gravedad de esta cuestión en términos locales?

NM: -Una de las cosas que más me alarmó a mí fue constatar cómo se llevó adelante la detención arbitraria e inconstitucional de Cristian Aldana, que es el líder de El otro yo, una banda que marcó la juventud y adolescencia de muchas personas de mi generación, yo en particular no era seguidor ni tampoco profeso una simpatía personal ni ideológica por Cristian Aldana, sin embargo, al interiorizarme sobre esa causa descubrí que en la Argentina fueron completamente abolidas las garantías procesales mínimas. Aclaro que no soy ningún idealista del estado ni de las instituciones ni de la separación de poderes, pero normalmente, por lo menos desde el regreso de la democracia, una persona sabe que si enfrenta una acusación, tiene un mínimo de garantías, bueno, no es el caso de los acusados por violencia doméstica, violencia de género, abuso sexual, o incluso violación, una acusación gravísima, que prevé penas que son más altas que el homicidio. Esto es efectivamente así, en la realidad efectiva, los acusados, aunque no hayan cometido esos hechos, terminan pagando penas más altas que los homicidas, entonces, digamos que se juega con fuego. Cristian Aldana fue procesado con denuncias recogidas por la Unidad Fiscal Especializada en Delitos contra la Mujer de Facebook.
Como lo escuchan, si uno se ciñe a lo que se ve en el expediente, se inicia la causa de oficio por denuncias recogidas en redes sociales. Luego se convoca a las personas que las realizaron, pero esto es completamente contario a un procedimiento habitual, mejor dicho al procedimiento legal establecido para que se actúe de oficio en una denuncia, por lo que se conoce como delito de orden público. A partir de eso, se publicó una suerte de “casting”. Sí, Porque efectivamente fue así, se procedió a una convocatoria a todas las mujeres interesadas en denunciar a Aldana para que se sumasen y dieran su testimonio. Absolutamente todos los delitos que se le imputan y que presuntamente habría cometido, datan de más de diez y doce años, por lo tanto son completamente incomprobables, y así se utilizó el testimonio de las denunciantes para encarcelar a Aldana, que lleva ya dos años y medio preso, y no hay ninguna sentencia ni siquiera en primera instancia; es una arbitrariedad aberrante.
Pero lo peor de todo es que Aldana es una personalidad del mundo artístico, de la farándula, pero esta es una realidad que viven muchísimas personas en todo el país. Una persecución judicial llevó a Mendoza a agotar el espacio en comisarías y penales que han tenido que construir una nueva cárcel para alojar a sus imputados, o en Bariloche, donde hay 130.000 habitantes, y en el último año se realizaron 4000 denuncias por violencia doméstica bajo la figura legal de la Ley 3040, o sea, estamos en una situación absolutamente dramática, donde tres de cada cuatro denuncias que se realizan en el país, son por supuestos abusos o violencia doméstica, violencia de género, y finalmente no hay ninguna prueba que las sustente.
Pero esto genera consecuencias nefastas: la separación de los hijos de sus padres, que puede darse por una orden cautelar, dado que una mujer va a denunciar y apenas se abre el expediente se ordena una medida cautelar que determina la separación de esa persona de sus hijos. Las medidas cautelares tienen una duración de dos o tres meses, pero la realidad es que después esos padres no vuelven a reunirse nunca con sus hijos y entran en un vacío legal que bien evidencia el documental “Borrando a papá”, que por eso fue prohibido y censurado. Las consecuencias, insisto, son nefastas: económicas, personales y en materia de libertad y de garantía de las personas.  

RI: -Para el podcast “Quiero la revancha”, entrevistamos al investigador español Javier Pérez Nieto, de la Universidad Complutense de Madrid, que nos describió un panorama sombrío en este aspecto, con padres de familia que pierden sus casas, su libertad y su sustente económico. ¿Creés que aquí pueda pasar algo similar?

NM: -Yo creo que eso lamentablemente se está dando en nuestro país, no en la magnitud de España que es la potencia europea que introdujo todo este marco legal miserable en América Latina. Por ejemplo, no sé si recuerdan la campaña “Sacale tarjeta roja al maltratador”, que fue la primera campaña que hubo a nivel institucional y masivo en nuestro país. Bueno, si ustedes ven los videos de YouTube, los spots que salían en la televisión y los diarios, verán que estaban auspiciados por la embajada de España en la Argentina, no solo la embajada, sino el denominado Ministerio de Igualdad de España y varias ONG´s contratadas por el gobierno español para asesorarlo en lo que fue la implementación de la ley, que es la de protección integral contra la violencia de género, que data del año 2004. Todo ese equipo participó en el 2009, de la ley argentina contra la violencia de género, que es equivalente a la española, con lo cual nos exportaron el pack completo.
El sistema es el mismo y todas las provincias modificaron sus leyes respectivas para adecuarlas a la ley nacional según los criterios que se usan en España. En provincias que se lo han tomado con mayor rigor como Mendoza, han llenado las cárceles, están superpobladas, de hecho los presos por violencia de género son presos en su infinita mayoría sin condena, ni siquiera de primera instancia; o sea se produce un abuso de la prisión preventiva.
Estos presos han hecho una huelga de hambre por sus condiciones de hacinamiento que duró dos meses y apenas tuvo cobertura por parte de los medios nacionales aunque generó desastrosas consecuencias sanitarias entre los convictos. Entonces la situación es bastante parecida y creo que va a ir a peor, porque en España, no ocurrió de un día para el otro, se fue acrecentando año tras año. Nos llevan cinco años de ventaja; lo que vemos hoy, y lo que describía el académico que me comentaban, no sucedió el primer día, fue escalonado, fue progresivo. Hoy en España hay dos millones de varones que fueron denunciados y 900.000 acciones como las que vos nombrás: personas que estuvieron detenidas días, semanas, meses o años, sin sentencia, separadas de sus hijos y confiscadas de sus bienes.

RI: -A través de una información que circuló por las redes, supimos hace un tiempo del caso de un español que pidió asilo político en otro país, considerando que se caso se encuadraba dentro de una persecución política. En esa ocasión, nos preguntamos públicamente si eso no era a esta altura un feminismo de estado, lo que provocó reacciones encontradas en las redes sociales. ¿Qué opinión te merece la expresión?

NM: -Voy más allá; en una entrevista que di en el portal Disidencias, hace un año y medio ya, yo lo bauticé “pseudo-religión de estado”, porque cumple la función de un dogma obligatorio. Creo que el mayor reflejo de eso es la ley Micaela García, de adoctrinamiento en ideología de género de manera obligatoria para todos los empleados públicos en el país, con lo cual te da una pauta de que estamos frente a un dogma que es netamente hegemónico, además obligatorio, y por lo tanto una política de estado, que independientemente del gobierno que suceda a éste, que es el que más ha hecho en esta materia, lo seguiremos viendo crecer, salvo que los ciudadanos tomemos las riendas de esto. Por eso nace Libertad y Equidad, porque el crecimiento de las prácticas autoritarias, de la censura, de la persecución, del amedrentamiento, es brutal y es exponencial, así que efectivamente se puede afirmar que es un feminismo de estado, un feminismo oficial si querés llamarlo de esa manera. Por otra parte, si nosotros medimos lo que es la adhesión al movimiento, en términos de lo que es la adhesión general, es mínima, es decir, son las mujeres universitarias de clase media alta, las que integran la base social del feminismo. Estamos hablando del 3% de la población total de Argentina.

RI: -Pero hay un fuerte sostén económico de este movimiento…

NM: – Exacto, los fondos económicos son cuantiosos, la repercusión institucional es enorme e incluso las universidades, donde la mayoría de los alumnos están hartos de esto, (y vaya si lo he visto, porque me han invitado a dar charlas en distintas universidades de todo el país), decía, son las universidades las que se posicionan delante de esta cruzada y obligan, por ejemplo, a usar el lenguaje inclusivo. Vos vas hoy a universidades del interior y es nefasto, es patético, ves las mesas de los exámenes escritos en lenguaje inclusivo, y es una degeneración cultural absoluta. Sería cómico si no fuera trágico, pero sí, definitivamente, es una religión de estado.  

RI: -¿Cómo se entiende que en este gobierno se conjuguen la mano dura y el feminismo?

NM: -Feminismo y mano dura son dos caras de una misma moneda en el siglo XXI. La mejor foto de eso, siguiendo el refrán de que una imagen vale más que mil palabras, es la de Bullrich, Patricia Bullrich, con el pañuelo verde. Bullrich, la de Pegasus, la del protocolo de fusilamiento de sospechosos y del registro nacional de ADN, (con la excusa de cazar a los violadores), bueno, creo que ella es una fiel exponente de lo que significa esto: la derecha de la mano dura y de las políticas represivas de la primera hora es feminista, abortista y pañuelo verde.
El próximo paso en este triste devenir que estamos viviendo los argentinos es la reforma del Código Penal, que es un código que en general propone más penas y un modelo de menos garantías. Las garantías son los recursos que defienden al ciudadano del estado y casi toda la avanzada autoritaria de este código pasa por la cuestión de género. Habrá que ver artículo por artículo pero por lo general, lo que destacan los juristas, con preocupación, es que la mayoría de los delitos, incluida la estafa por decirte alguno, van a ser considerados agravados por violencia de género.
La figura de violencia de género es una abstracción posmoderna, estéril, que no tiene ninguna base empírica pero que sin embargo se puede utilizar para cualquier cosa. Por ejemplo, cuando vos decís “las mujeres mueren por ser mujeres”; eso es una mentira colosal, porque los crímenes son completamente diversos. Primero, no están ayudando a que se esclarezca ningún suceso, y, segundo, te sirve para proponer una pena más larga a cualquier persona, es decir, cualquiera sea el delito, la pena será más fuerte y las garantías van a ser menores.
Esto es un recurso fantástico para cualquier tipo de persecución inquisitorial, ya lo hemos visto en Europa, y en Estados Unidos está perfectamente probado por el caso paradigmático que no me canso de mencionar, que es el de Julian Assange. Como no podía encarcelarlo por ser el periodista más brillante del mundo, que reveló como los Estados Unidos matan gente de manera masiva en todos los países que invaden, e incluso asesinan a periodistas, que es lo que demostró Wikileaks, lo meten preso por una acusación de violación en Suecia. Incluso la denunciante tenía vínculos con la CIA, se había capacitado en la Universidad de Defensa de Washington, y nadie dijo nada al respecto, es más todos los grandes medios de izquierda que antes aplaudían a Wikileaks, pasaron a repudiarlo, copiando el discurso del Pentágono.  

RI: -El feminismo sería un aliado y una gran excusa de este poder…

NM: -Al fin y al cabo, todo esto sale de los intereses corporativos de las potencias occidentales. El feminismo es una forma de poder blando, digamos, una manera de disolver culturalmente y legalmente la soberanía de los países para imponer un modelo de discurso único de leyes únicas, de vigilancia masiva.
Esto es como una hoguera, el estado purga a sus enemigos con este tipo de denuncias, y la gente de a pie también. Unamuno tiene un cuento en el que, durante la Guerra Civil Española, toda la gente que vivía en armonía en un pueblo, utiliza la guerra para resolver sus deudas, todas sus rencillas personales; entonces al panadero, el que le debía, que le pedía fiado y nunca le devolvía, va y lo mata acusándolo de franquista cuando al pueblo lo dominan los republicanos y lo fusilan sin ningún tipo de juicio. Y después, ocurre lo contrario, la costurera que tenía un problema personal con el panadero por una pelea de sus hijos cuando eran chicos, cuando llegan los franquistas al pueblo lo acusa de agente trotskista y lo matan. Eso es lo que está fomentando esto, primero, una gran fragmentación social, que es tangible, hoy muchos hombres jóvenes tienen temor a entablar relaciones de afecto con las mujeres. Pero esto está perjudicando paradójicamente a las mujeres, porque hoy en este contexto de desempleo brutal, de quiebras de empresas, hay muchas que no son contratadas en por el temor de que hagan denuncias falsas, que compliquen mucho más que lo que complicaría un juicio laboral, porque es otra figura, es una figura penal mucho más grave.  

RI: -¿Cómo se fue desarrollando este proceso y de qué manera se verifica el financiamiento?

NM: -En Estados Unidos existe hace treinta años, luego lo replican el resto de los países europeos, por ejemplo España, y finalmente llega a los países del Tercer mundo, donde se financia con muchísimo dinero para que prospere. Sin ir más lejos, el BID, una de las instituciones dedicadas a disciplinar a los países latinoamericanos de acuerdo con los intereses de los Estados Unidos, le prestó 200 millones de dólares a Macri a condición expresa de que debía gastar hasta el último centavo en políticas de género: la ley Micaela, la campaña sobre la línea 144, la campaña de Larreta, son todas medidas que salen del dinero prestado por el BID, es decir, sale del banco más imperialista del planeta a un país al que le están imponiendo esto como una suerte de religión de estado forzosa, y en este gobierno, que es una oligarquía sin ideología ni valores de ningún tipo. Por supuesto, toma el dinero, lo acepta, cumple y obedece, utilizando todos esos recursos para su propio beneficio.  

RI: -En cuanto al financiamiento, entonces, España sería el laboratorio y luego la puerta de entrada al mundo hispano. Ahora bien, ¿cómo se produjo este proceso en España?

NM: -Contra lo que la gente cree, no fue Zapatero el ideólogo de la ley sino que Aznar, el mismo que acompañó la invasión a Irak, en su segundo mandato, se planteó generar una ley de este tipo. Claramente el proyecto de Aznar, del Partido Popular, era más moderado; entonces tuvo mucha más reticencia en su base social, por eso se postergó y fue Zapatero quien lo implementa. Lo que hay que entender es que el PSOE, el Partido Socialista Obrero Español, que no tiene nada de socialista ni de obrero, es el gran lobby de la banca; no en vano fue Zapatero quien rescata a las cajas, a los bancos quebrados con la crisis, con dinero público y lleva a los españoles de a pie a la ruina, entre otros datos, en medio de una crisis energética espectacular, que hace que la energía aumente al triple y el desempleo al doble, y que al día de hoy se mantiene entre el 20% en general, y al 30% entre los jóvenes menores de 30 años.
Pero su objetivo fue claro: el PSOE lo único que hizo fue cumplir con los mandatos de la oligarquía internacional que los ha financiado históricamente, hace mucho tiempo, y esto empieza en el ´68. Desde entonces, los capitales internacionales vieron en Occidente, en la izquierda post marxista, un elemento de dominación. La Fundación Ford financia la primera cátedra de género en la Universidad de Berkeley en 1969; esa misma fundación es la que banca a todas las referentes feministas en la Argentina.
Por ejemplo, Diana Maffia que ha dado un sinnúmero de seminarios y en su página incluso figura la Fundación Ford. También están los Rockefeller, que han financiado cualquier cosa que sirva para reducir la población mundial como el ecologismo catastrofista; está por supuesto Soros, que se foguea trabajando en la JP Morgan de Rockefeller, y que decide exportar ese modelo de lobby de políticas aparentemente progresistas con las que gana muchísimo dinero, es decir todos estos lobbies desde la caída del Muro, se han abocado a trabajar de manera coordinada en lo más parecido posible a un gobierno global, en un supergobierno gigantesco como el que profetizaba George Orwell en 1984. Por eso son los principales sostenedores de la Unión Europea, al tiempo que predican que haya un mismo modelo financiero en todo el mundo porque les resulta más fácil depredar a todos los países. También quieren que haya una sola cultura, eso va en línea con la ofensiva de Kissinger a favor de las iglesias evangélicas en Latinoamérica.
Ahora el fetiche de las élites es que todo el mundo sea feminista, porque cumple muchos objetivos corporativos: primero, porque el feminismo de los sesenta convirtió a las mujeres en consumidoras, al punto que hoy Forbes considera que el 30% de los gastos a nivel mundial son realizados por mujeres; segundo, porque segmenta a la población: la gente ya no se fija en los opresores o la clase dominante, sino que mi enemigo es el que tengo al lado, o sea, si soy mujer, un hombre; si soy hombre, es la mujer, allí hay una enajenación brutal, y además, si se quiere, justifica todo tipo de artilugio represivo que de otra manera no se aceptaría. Por ejemplo, Larreta, para conseguir erradicar a los trapitos, usa una justificación de género, al sostener que las que más están en riesgo, son las mujeres.  

RI: -Para cerrar nuestra entrevista, nos gustaría que convoques desde aquí a los que quieran acercarse a la iniciativa del Manifiesto. Este espacio es tuyo para que les comuniques de qué manera se pueden sumar y colaborar.

NM: -En principio, pueden ir a la página www.libertadyequidad.org y en la sección Unite, hay diversas formas de ayuda; no es necesario que sea dinero, puede ser con un folleto, difundiendo, prestando alojamiento cuando vayamos a dar charlas a distintos puntos del país. Tenemos muchos abogados en el equipo pero queremos ayudar más, dándoles consejos jurídicos a las víctimas de falsas denuncias, conectándonos con las personas que pensamos de esta manera en todo el país. Nosotros queremos acción, incluso el que quiera pegar afiches en su universidad, es bienvenido; el que quiera darnos cinco clics y compartir en las redes sociales, también será de una gran ayuda. 

Fe de erratas:

  1. En la respuesta correspondiente a la siguiente pregunta:

    “INSOMNIO: -En cuanto al financiamiento, entonces, España sería el laboratorio y luego la puerta de entrada al mundo hispano. Ahora bien, ¿cómo se produjo este proceso en España?”

    A) Al final del primer párrafo, cuando el entrevistado hace referencia a las cifras de desempleo en España, donde dice “(…) y al 30% entre los jóvenes menores de 30 años…” debe decir “(…) y al 50% entre los jóvenes menores de 30 años…”.
    B) Promediando el cuarto párrafo, cuando el entrevistado hace referencia a las cifras sobre consumo difundidas por la revista Forbes, donde dice “(…) hoy Forbes considera que el 30% de los gastos a nivel mundial son realizados por mujeres…” debe decir “(…) hoy Forbes considera que el 70% de los gastos a nivel mundial son realizados por mujeres…”.

Por: Nicolás Escribá
Periodista profesional MN 14.779

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*