Polvo de Estrellas: El Triángulo del Litio

Hills of salt - salt extraction area at the world's biggest salt plain Salar de Uyuni, Bolivia

Contenidos:

  • 1-Propiedades Físico-Químicas del litio
  • 2-Biografía del litio
  • 3-Historia del uso del litio y su explotación
  • 4-El Triángulo del Litio
  • 5-Chile
  • 6-Argentina
  • 7-Bolivia
  • 8-Conclusión

1-Propiedades Físico-Químicas del litio

El litio (Li) es un metal alcalino perteneciente al primer grupo de la Tabla Períodica de los Elementos. El átomo de litio consta de 3 protones (el número de protones es el número atómico y constituye la identidad de un elemento), y 4 neutrones en su núcleo atómico, finalmente, 3 electrones en sus orbitales. A la hora de denominar a los isótopos del litio, se los denomina según su masa atómica, el litio-7 (número de protones más número de neutrones), es la variedad más común; destaca también el litio-6, siendo ambos, los únicos dos isótopos estables.

En tanto a sus propiedades intensivas nos referimos, debemos destacar las siguientes. Su densidad es de 0,53 g/cm3, y su masa atómica es de 6,939 unidades atómicas; lo que implica que 1 mol de litio equivale a 6,939 gramos, finalmente, sus puntos de fusión y ebullición son de 181 y 1342,8 grados centígrados, respectivamente.

Este metal es de color blanco plata, el cual se oxida rápidamente ante la presencia de agua. Ante la presencia de oxígeno se forma el monóxido y peróxido de litio (Li2O, Li2O2), también reacciona rápidamente ante el nitrógeno disuelto en el aire formando nitruro de litio (Li3N). Formado el óxido de litio, prosigue la formación del hidróxido de litio (Li (OH)) mediante la unión química del óxido con el agua; a partir de aquí se obtiene la materia prima con la cual se realizan los derivados del litio (1).

En tanto el litio en estado natural, no se encuentra puro, deben separarse los componentes del sistema en caso de que se desee obtener litio en estado puro. El litio, generalmente se encuentra formando sales, y se lo puede encontrar con facilidad en rocas tales como la petalita, ambygonita, lepidolita, espomudena; y dado que el mismo se encuentra en sales como anteriormente se recalcó, el lugar por excelencia donde se encuentra presente en mayores cantidades, son los salares. El proceso de obtención del litio, tiene relativa sencillez química, este se hace por medio de electrólisis, dado que normalmente el litio se presenta en los yacimientos en forma de cloruro de litio (LiCl) fundido (2).

En la actualidad, a nivel industrial, el litio es utilizado en diversas actividades dada su gran capacidad para el almacenamiento de energía. Si tuviésemos que realizar un porcentaje en relación a su utilización, deberíamos destacar que la producción de litio se encuentra destinada en un 29 % para la fabricación de baterías para automóviles y productos electrónicos de consumo masivo; 20 % para la producción de aluminio; 20 % en la confección de vidrios y cerámicas; 18 % en industrias de varios tipos; y, 13 % en la producción de lubricantes (3).

En cuanto a los compuestos químicos de los cuales el litio es parte constituyente de varios insumos y/o paquetes tecnológico, podemos resaltar diversos produtos destinados a múltiples usos. El cloruro de litio (LiCl), debido a su higroscopicidad, es utilizado como un secante; el bromuro de litio (LiBr), junto con el nitrato de litio (LiNO3), es utilizado para las bombas de calor. El carbonato de litio (Li2CO3), es utilizado para la elaboración de fármacos psiquiátricos, dado que bloquea la liberación de dopamina, bloquea la neurona posináptica, y reemplaza al sodio (Na) en los canales sinápticos. El estereato de litio (LiO2(CH2)16CH3) es utilizado como un lubricante de uso general en aplicaciones de altas temperaturas. El hidróxido de litio (Li (OH)), es utilizado en naves espaciales y submarinos, dada su función purificadora de aire extrayendo el dióxido de carbono (CO2). El litio, también forma parte de aleaciones de aluminio (Al), cadmio (Cd), cobre (Cu), y manganeso (Mn); elementos utilizados en la industria aeronáutica y producción de vidrios y cerámicas. También el litio, se utiliza en la energía nuclear; el ion litio-6 se utiliza para la fabricación de detectores de neutrones, y el ion litio-7 es utilizado en reactores de fisión de agua.

2-Biografía del litio

Acorde al modelo cosmológico contemporáneo, el Big Bang, explica el origen del universo; por lo tanto, materia, tiempo, y espacio, se originan en el mismo. Es aquí donde aparecen los fundamentos de la Física Moderna, y se calcula que el evento aconteció hace 13,500 millones de años. En el primer segundo del evento, ya aparecen las Fuerzas Fundamentales; a saber, Electromagnetismo, Fuerza Nuclear Débil, Fuerza Nuclear Fuerte, y, Gravedad.

A partir de este momento, ya tenemos el modelo estandar que nos permite explicar los fundamentos de la Teoría Atómica, por lo tanto, nos encontramos con las partículas elementeales tales como leptones, quarks, y, bosones; los cuales constituyen la base de los protones, neutrones y electrones. A partir de aquí, podemos comenzar a hablar de Física como actualmente la conocemos, y Química, pero de carácter rudimentaro dado que no todos los elementos químicos estaban ya formados, para ello habrá que esperar 300.000 años, cuando ya comienzan a observarse a formación de estrellas y nubes de gases que darán origen a las galaxias (4).

Luego de comnsumados el Modelo Estandar y las Fuerzas Fundamentales, acontece la Nucleosíntesis Primordial, acontecida entre los primeros 100 y 300 segundos del inicio de la Expansión del Universo. Es en esta nucleosíntesis, el Universo comienza un proceso de enfríamiento que hace posible la estabilización de las partículas elementales en partículas subatómicas tales como protones, neutrones, y electrones; finalmente, comienzan a estabilizarse las reacciones nucleares, dando lugar a la Fusión Nuclear, y por lo tanto, a los primeros elementos químicos. Es aquí cuando se forman los elementos más livianos; el hidrógeno (H) junto con sus isótopos deuterio (2-H) y tritio (3-H), el helio (He) y sus isótopos 4-He y 3-He, el berilio (Be), y nuestra figura estelar del trabajo, el litio (Li) y sus isótopos 6-Li y 7-Li.

Ya consolidado el Universo de una forma aproximada a como actualmente lo conocemos, se observa la presencia de galaxias, estrellas, y sistemas planetarios. Es aquí donde aparecen cantidades considerables de litio en el universo, y desde donde se expande por el mismo. Para entender el litio en el Universo, es necesario comprender primero su origen en el Universo Primordial que hemos brevemente repasado, y luego, su formación en las estrellas, y de ahí su expansión en el universo. Para comprender este fenómeno, es menester conocer el Ciclo Estelar. Las estrellas que producen litio, son aquellas que en base a la acumulación del litio en la Nebulosa Primordial Estelar, originan una Estrella Masiva, y a partir de aquí, sucesivas explosiones y reacciones nucleares que dan origen a la formación de Gigantes Rojas, luego de Supernovas, y finalmente de Agujeros Negros. Esta sucesión de colapsos y explosiones que hacen al Ciclo Estelar, son el origen de las reservas de litio y su expansión por el Universo (5).

Imagen 1 – Ciclo Estelar

3- Historia del uso del litio y su explotación

Probablemente en la Antigüedad haya sido descubierto por los griegos, los cuales al parecer, ya tenían conocimiento del metal. Los antiguos tratados de medicina ya hablaban del beneficio de las aguas termales, a las cuales consideraban benéficas y podían tratar ciertos trastornos mentales. Posteriormente Soranos de Efeso, describía el uso de aguas minerales y compuestos salíneos altamente ricos en litio como benéficos. Sin embargo, para hablar del litio como elemento químico definido, habrá que esperar hasta la Modernidad.

El primer contacto directo con el litio se da con José de Bonifacio y Silva, quien descubre petalita en la Isla de Utö, Suecia; y comienza a estudiarla químicamente en el laboratorio del célebre químico sueco Berzelius. También en el mismo laboratorio, estudia tales compuestos el también químico Johan August Afwedson, quien lo descubre como nuevo elemento. Estudiando las propiedades materiales del nuevo compuesto, Afwedson descubre que el mismo tenía propiedades similares al sodio (Na) y el potasio (K), pero que a su vez, su carbonato e hidróxido, eran menos solubles en agua, y su carácter más alcalino que los dos metales; por lo tanto, Afwedson decide denominar al mismo como litio. También, en sus estudios mineralógicos, logró descrubrir que el metal blanco se encontraba presente en espomodeno, y lepidolita. Contemporáneamente, los químicos ingleses William Brande y Humphrey Davy; logran conseguir mediante electrólisis del oxido de litio (Li2O), las sales de litio (6).

Ya entrado el Siglo XX, el médico australiano John Cade descubre las propiedades del carbonato de litio para el tratamiento de trastornos psiquiátricos (7). Durante la Segunda Guerra Mundial, el litio comienza a tener aplicaciones de carácter industrial; destaca la producción alemana de la empresa Metalgesellschaft AG, la cual produce cloruro de litio y cloruro de potasio fundidos. Por otra parte, comienza a ser utilizado en la industra aeronáutica y como motor de alta temperatura. Durante la Guerra Fría, también será utilizado con fines bélicos, destacando los casos de de los isótopos 7-Li y 6-Li en la creación de la bomba de hidrógeno; esto se debe a que ambos isótopos cuando son irradiados por neutrones, producen tritio.

La segunda mitad del Siglo XX representa una revolución científica y tecnológica en cuanto al conocimiento en profundidad de las potencialidades y aplicaciones del litio. En la empresa Exxon, el químico Stanley Wittingham plantea la utilización de baterias de litio, proyecto que todavía no prospera dada su baja rentabilidad; sin embargo, comenzará a convertirse en una referencia académica y científica en la materia. En 1977 el académico indio Samar Basu, logra la intercalación electroquímica de litio y grafito, lo que comienza a ser una alternativa a las baterías del momento. En 1979 un equipo de la Universidad de Stamford liderado por Ned Godshall, fabricó una celda recargable de litio con capacidad de 4 volteos usando óxido de cobalto litio (LiCoO2). Al año siguiente en la Universidad de Oxford, John Goodenough y Koichi Mizushima, mediante experimentos, llegaron a los mismos resultados. En 1982, la batería de litio, queda definitivamente patentada.

En 1980 el científico franco-marroquí Rachid Yazami del Centro Francés para la Investigación Científica, descubre la intercalación reversible entre litio y grafito usando un polímero como electrolito; convirtiendo a este método en el más utilizado hoy en día.

En 1985 Akira Yoshimo dentro de los laboratorios japoneses de Kawasaki, logra producir pilas de litio utilizando material carbonáceo como electrodo dentro del cual pueden insertarse los iones de litio, y utilizando en el otro polo un electrodo a base de óxido de litio cobalto (LiCoO2). Estos compuestos logran una mayor estabilidad, y por ende, mayor seguridad a la hora de su utilización. A partir de 1991, los laboratorios Sony y Asahi Kasei comercializan las primeras baterias de ion litio; ya en este momento se da inicio a la industria moderna del litio, y a la permanente innovación tecnológica en este campo (8).

En la actualidad la demanda de Litio va creciendo, por ende, surgiendo una creciente actividad extractiva del metal liviano; de la misma manera que el mismo comienza a convertirse en un recurso estratégico, y muy probablemente en un futuro cercano, un asunto de seguridad nacional para los Estados Nacionales involucrados en su desarrollo industrial y energético. Actualmente, dos tipos de yacimientos son los explotados. Por un lado tenemos los yacimientos minerales de etalita, ambygonita, lepidolita, espomudena; y por el otro, tenemos los yacimientos en salmueras propias de los salares.

Los yacimientos mineros más destacados se encuentran en norteamérica y europa, y el litio, se extrae mediante la desintegración de las piedras mencionadas. Con respecto a los yacimientos en salmueras más destacados, destacan el Triángulo del Litio, China, y Afganistán; y son los yacimientos más explotado. La razón por la que las salmueras son más exploradas, radica en que los costos de extracción son menores, y que a su vez, el litio se encuentra presente en mayores cantidades.

Imagen 2 – Salmueras de Litio

Actualmente el proceso de extracción de litio consiste en extraer mediante caños el agua de las salmueras, las cuales se encuentran fuertemente impregnadas en sales. Luego, esta solución acuosa es trasladada a piletones, aquí mediante el método de evaporación, el compuesto se deshace del agua, quedando solamente las sales. Quedando ya las costras de sales, estas son trasladadas a las plantas industriales en las cuales se procesan los compuestos químicos del litio que anteriormente hemos mencionado. En estos piletones, en los momentos previos a la extracción, la concentración de litio, suele ser de 40 g/l.

Imagen 3 – Piletones de Litio

Finalmente, ya cuando las costras de sales son trasladadas a las plantas industriales, se procede a la extracción del litio metálico. Mediante la electrólisis se disuelve el sistema compuesto por cloruro de litio (NaCl). Las costras de sales suelen estar compuestas por cloruro de litio (NaCl) y cloruro de Potasio (NaCl); siendo su proporción de 55 % y 45 % respectivamente. Para separar los componentes, la mezcla es calentada a una temperatura de 500 grados centígrados en el interior de una celda electrolítica compuesta de acero de bajo contenido en carbono (C).

Una vez obtenido el litio metálico, ya comienza a ser más sencilla la formación de sales de litio e hidróxido de litio; como así también el procesamiento de aleaciones, lubricantes, agentes reductores de reacciones, refrigerantes en reacciones nucleares, o en la elaboración de productos médicos (9).

Cabe destacar que estos procesos industriales y extractivos, no son de carácter tóxico ni contaminante. Entonces, esta industria resulta de carácter prometedor a los países que posean yacimientos considerables. En primera instancia para la obtención de divisas, y en segunda instancia, para poder consolidar un proceso de industrialización y transformación de la matriz productiva, algo necesario al menos en los casos de Argentina, Bolivia, y Chile (10).

Imagen 4 – Planta industrial de Litio

4-El Triángulo del Litio

El Triángulo del Litio es una región sudamericana ubicada en la Cordillera de los Andes, dentro de las áreas fronterizas de la Republica Argentina, el Estado Plurinacional de Bolivia, y la República de Chile. Por el Norte, este triángulo abarca al Salar de Uyuni y el Salar de Coipasa; en los Departamentos Bolivianos de Oruro y Potosí. Por el Sur, ya en Argentina, abarca al Salar de Arizaro ubicado en la Provincia de Salta, el Salar del Hombre Muerto ubicado entre la Provincia de Salta y la Provincia de Catamarca, y el Salar de Antofalla en la Provincia de Catamarca. Por el Oeste abarca a los Salares del Atacama en Chile, y se encuentran ubicados en la Región de Antofagasta. En cuanto a reservas de litio, estas se encuentran distribuídas de la siguiente forma: Bolivia posee el 50 %, Chile el 25 %, y, Argentina el 10 % (11).

Imagen 5 – Triángulo del Litio

En la última década esta región fue adquiriendo protagonismo económico y estratégico. De esta manera, numerosos países y numerosas empresas han puesto sus ojos en el estratégico triángulo. Los principales importadores de litio por el momento son: República Federal Alemana, República Popular China, Estados Unidos de América, Reino de los Países Bajos, Reino Unido; y, Federación Rusa. En tanto a las empresas que hoy tienen particular interés en el litio, estas son: LG Group, Toyota, Mitsubishi, Magna, Tesla. Por lo tanto, a partir de estos datos, es que los Estados Nacionales del Triángulo del Litio comienzan a elaborar estrategias, o al menos, comienza a ser hora de elaborarlas (12).

No son pocos los analistas que afirman que el Triángulo del Litio hoy en día es el equivalente al Golfo Pérsico, pero en lugar del petróleo, con el litio; y que Bolivia, hoy en día es la Arabia Saudita del oro blanco.

En realidad, no pueden trazarse paralelismos tan definidos. En primer lugar porque las circunstancias geográficas y geopolíticas son totalmente distintas, y en segundo lugar, porque las políticas en el caso del Litio, parecen ser encaradas de otra manera. No obstante, esto no deja de ser una llamada de atención interesante en lo que respecta al carácter estratégico del litio.

Debe recordarse que el litio se encuentra como un componente primordial de los paquetes tecnológicos hoy en día consumidos. Si tenemos en cuenta que las baterías de celulares, computadoras, autos híbridos y eléctricos, vidrios, cerámicas, grasas lubricantes, y, compuestos farmacéuticos llevan litio; sería por lo menos una estrategia sensata la industrialización para la producción de insumos tales como baterías y soluciones químicas, de forma que, se constituyan las bases para una industria tecnológica de productos finales. Hoy en día, la demanda de litio va en aumento, y la explotación del mismo se encuentra en una fase de crecimiento; económicamente esto puede ser una ventaja si se aprovecha el ingreso de divisas con la finalidad de financiar proyectos industriales, permitiendo así, romper la dependencia de materias primas (13).

Los tres Estados Nacionales involucrados en el estratégico triángulo, están en la actualidad elaborando distintas políticas, y nuevamente resultaría sensato una coordinación entre los mismos para los planes de desarrollo. A diferencia de lo acontecido en Medio Oriente, resulta más complicado para potencias ajenas al Bloque Sudamericano acceder a las reservas de litio. Esto se debe a que el metal se encuentra en una zona de difícil acceso territorial, lo que posibilita mejor una estrategia de defensa propia, e incluso, una expedición puede resultar poco rentable. Por otra parte, Sudamérica tiene Estados Nacionales mayormente consolidados, y relativamente estables, lo cual dificulta una estrategia de balcanización. Por lo tanto, iremos explorando las políticas, estrategias, proyecciones, y potencialidades de los tres países mencionados en cuanto al Litio se trate.

5-Chile

La República de Chile, pertenece a los países del arco minero de la Región Andina, y es por peso histórico de la actividad, el país minero por excelencia. Ya desde fines del Siglo XIX, y a raíz de su expansión a expensas de Bolivia y Perú por las regiones de Antofagasta, Tarapacá, y Arica, una potencia en cuanto a extracción de minerales se refiera. No obstante y al parecer, no son pocos los analistas que sostienen que la minería es la maldición de Chile; esto se debe a que el país trasandino históricamente ha desarrollado toda una actividad extractiva, pero sin poder desarrollar nunca una actividad de industria relacionada a la producción y exportación de valor agregado y tecnología (14).

El litio en Chile tiene larga data, la empresa Anaconda Minning Company descubre litio en el año 1962, y a partir de este momento, el Instituto de Investigaciones Geológicas del Ministerio de Minería; comienza a elaborar informes. Un primer informe de carácter trascendental es publicado en el año 1974. Finalmente, en el año 1979, mediante un Decreto Ley por parte del Dictador Pinochet, menciona al litio como un recurso estratégico del Estado Nacional debido a su potencial en la energía nuclear. En 1986, se realiza el Primer Simposio Chileno sobre litio. Aquí comienzan a estudiarse las posibles aplicaciones del metal en los procesos industriales y energéticos que comenzaban a aparecer. Estas iniciativas recibirán en 1991 el rechazo del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico; sólo dos de ocho iniciativas relacionadas al litio han sido aceptadas(15).

Sin embargo, la década de 1990 observará ya un creciente interés económico en la explotación económica del metal. Hablar hoy en día de litio, implica hablar de la Sociedad Minera y Química de Chile, al mismo tiempo, que hablar de las múltiples multinacionales que se encuentran interesadas en su explotación. Empresa antiguamente estatal, y privatizada durante el Régimen de Pinochet, concentra hoy en día la mayor producción de litio en Chile; y en el país trasandino, esta producción consiste carbonato de litio, cloruro de litio, e hidróxido de litio.

Por el momento, Chile es un exportador de productos básicos, semiextractivos, y peor aún, este negocio se encuentra dominado por SOQUIMICH, y cuyos principales socios, resultan ser multinacionales extranjeras (16).

No obstante, entre 2018 y 2019, Chile parece comenzar a elaborar una nueva estrategia estatal, comercial, e industrial con respeto a la producción de litio. Esto se debe a varias razones. En primer lugar, cabe destacar la duplicación del precio del metal en los últimos años, y en segundo lugar, la necesidad chilena de sortear su condición de país exportador de materias primas. En el año 2017 Chile comienza a vanzar en la constitución del Proyecto de Inversión de Productores Especializados del Litio. En este proyecto, comienzan a ingresar en calidad de inversores, empresas de gran capacidad tecnológica e industrial de origen chino y surcoreano.

En 2019 comienzan a instalarse en Chile los primeros proyectos para poseer el ciclo económico completo en la explotación del litio. En estos proyectos destacan la voluntad para producir baterias de litio; proyecto que cuenta con la inversión de la empresa surcoreana Samsung, y con la empresa china Sichuan, formando así el consorcio MOLYMET de Chile (17). Cabe decir que este proyecto, ya se está poniendo en la práctica hoy en día (18).

En los años próximos algunos sectores planean la producción de un auto eléctrico chileno, si bien la primera iniciativa resultó en un fracaso por falta de fondos y de interés; empresas chinas han ofrecido a la empresa minera chilena la industrialización del litio en forma de una nueva industria automotriz (19). Más allá de los vaivenes, sin lugar a dudas, Chile tiene una política de estado con respecto a la producción de Litio, y su industrialización.

6-Argentina

La República Argentina es un país con vieja data en cuanto a la explotación del litio, en nuestro país, debemos diferenciar dos claros períodos históricos. Estos períodos consisten en el comprendido entre 1935 y 1975, que coincide con el período de industrialización; y, el comprendido de 1976 hasta nuestros días, que coincide con la implantación del neoliberalismo.

Durante el período de industrialización, la explotación del litio fué de carácter nacional y público, destinado principalmente a la industria bélica y nuclear, a la producción de insumos; y por lo tanto considerado un recurso de carácter estratégico teniendo valor de uso. Si ya este período inició con la regulación estatal debido al carácter estratégico, esto se incrementó aún más durante la Primera Presidencia del General Perón, dado que la Constitución de 1949 garantizaba la propiedad nacional inalienable de los recursos mineros y fuentes de energía. De hecho, Argentina no escapa a la Guerra Fría, y los Estados Unidos muestran interés en la inversión del mineral, lo cual permite cierta cooperación bilateral en 1953, mediante la formación de comisiones para la defensa y seguridad que darán origen a una importante industria litífera nacional. Más allá de no llegar a ser declarada la reserva fiscal del oro blanco, el estado comienza a planificar la explotación e industrialización del mineral entre los años 1969 y 1974 mediante el Plan NOA Geológico-Minero. La República Argentina en esos años ha tenido una política propiamente seria y sustentable de explotación, y una evaluación estratégica; esto, cabe destacarse debido a que independientemente de los inestables vaivenes políticos, si se ha podido consolidar una política nacional al respecto (20).

A partir de 1976 cambia el paradigma con respecto al litio. La propiedad pasa a ser provincial y/o privada, cambia el destino intustrial al utilizarse en las industrias electrónica y automotriz; y finalmente pasa a ser considerado un commodity y tener valor de cambio. Mientras que Chile es un ejemplo de evolución en cuanto a desarrollo del litio como política efectiva, Argentina por el momento, es un ejemplo de involución. A pesar de que en Argentina existe una industria bastante desarrollada del litio, lo que permite concluir el ciclo económico del mismo, todavía no parece tomar conciencia de lo estratégico, y el potencial económico que tiene el metal. Para los yacimientos litíferos salteños y catamarqueños, destaca la explotación de Litio, pero de forma extractiva, o en base a la producción de compuestos químicos básicos.

En la actualidad, el Estado Nacional parece desvincularse del carácter estratégico, y comienza a ver en el litio una fuente de fácil ingreso de divisas; algo parecido a lo acontecido con el agro y Vaca Muerta. Sin embargo, debe destacarse que la Provincia de Jujuy tiene una política bastante estratégica con respecto al litio; dicho sea de paso, la estratégica empresa pública Jujuy Energía y Minería Sociedad del Estado, está teniendo proyectos de explotación e industrialización sólidos. En la actualidad destaca la producción de compuestos químicos del litio tales como hidróxido de litio, cloruro de litio, y carbonato de litio, lo cual consuma el segundo proceso de industrialización del litio. En el corriente año, la estatal JEMSE y la empresa italiana SERI, luego de una inversión de 2.000 millones de dólares, comienzan a producir baterías de litio; lo cual genera un potencial para concluir con el tercer proceso de industrialización del litio (21).

Por otra parte, cabe destacar que a pesar de nuestros vaivenes políticos y económicos producidos por la pésima gestión industrial del Macrismo; Argentina tiene una industria electrónica y automitriz importante, lo que permitiría concluir con todas las etapas del circuito económico del litio, además debiendo destacarse la incipiente producción local de automóviles eléctricos (22).

Argentina debería cuanto mínimo ver como modelo los proyectos jujeños, y en consecuencia, coordinar con los estados provinciales y las empresas interesadas, la explotación del litio con fines de industrialización y potenciación nacional. A su vez, debería evitarse el retorno a la maldición de las materias primas y de un nuevo Potosí por el cual las penas sean propias, pero las baterías ajenas.

7-Bolivia

En Bolivia, el litio es descubierto a través de una expedición a salares del Sur de Bolivia de la Universidad Autónoma Tomás Frías, en conjunto con la Academia de Minas de Freiberg de Alemania. Luego de importantes indicios, A partir de 1972 ya durante el Régimen del General Hugo Banzer, estas investigaciones comienzan a tener mayor interés público. En 1973 se consuma un acuerdo entre la Universidad Mayor San Andrés y el Recherche Scientifique Technique Outre de Francia, con el fin de investigar los recursos mineros de los salares, en particular de Uyuni. Debido al interés económico con la actividad litífera, el Régimen declara la Reserva Fiscal de Litio. Estos yacimientos han llamado la atención de los Estados Unidos, en particular la NASA, debido al potencial del mineral en industria aeronáutica, espacial, y nuclear; lo que conlleva a la firma del organismo con el Gobierno de Bolivia en 1976 de acuerdos de exploración, y a través de la exploración satelital, se confirman las grandes concentraciones litíferas (23). A partir de aquí, comienza a quedar marcado el Sur de Bolivia como un centro de importante proyección comercial. En este momento, diversidad de actores tales como gobiernos militares y democráticos, investigadores, empresas, y potencias; comenzarán a realizar incursiones en el ámbito.

Luego de los vaivenes de la política y la economía boliviana en la década de 1980, por el cual el país andino-amazónico se caracterizó por la inestabilidad y la emigración; en la década de 1990 habrá un tímido crecimiento. Es menester recordar, que Bolivia intetará en esos años llevar a cabo un proceso de industrialización que había sido planificado por la Revolución Boliviana de 1952 luego de un período de Guerra Civil, y que debido a los vaivenes y la inestabilidad que caracterizaron a las décadas de 1960, 1970, y 1980; había quedado truncado. Sin embargo, este primer proceso de industrialización, tampoco logra consumarse. La crisis y la inestabilidad en Brasil, Argentina, y Perú, repercuten fuertemente en Bolivia; a esto hay que sumarle la contradicción de buscar un proceso de industrialización dentro de un marco de políticas neoliberales, lo cual terminará colapsando durante el período de inestabilidad marcado por los años 2003, 2004, 2005 (24).

A partir de 2006, el paradigma cambia totalmente. Llega al poder Evo Morales, de esta manera, Bolivia comienza importantes reformas de carácter político, económico, y por ende, en materia de investigación científica y procesos industriales. Se sanciona en 2009 la Constitución Política del Estado, estableciendo la propiedad boliviana de todos los recursos naturales del país y dando a la industrialización rango constitucional (25).

En tanto y en cuanto, el litio no es un considerado un commodity sino un bien estratégico, nuevas políticas comienzan a organizarse. A partir de 2007 se da la explotación de litio boliviano montándose nuevos laboratorios de producción e investigación tecnocientífica. Los yacimientos lítiferos en un primer momento serán explotados por la Coorporación Minera Boliviana, y la especialización en litio, conllevará a la conformación de Yacimientos de Litio Bolivianos. La explotación del litio en Bolivia, primero estará destinada a la extracción de mineral; y en la actualidad, Bolivia tiene una importante industria química de base litífera. El país andino actualmete tiene dos ciclos económicos de litio plenamente consolidados, y el primero de la etapa industrial (26).

En tanto a proyectos industriales, Bolivia en la actualidad tiene plantas de baterías de litio, tiene plantas para la producción de computadoras y celulares, e incluso, se ha llegado a la producción de un auto eléctrico boliviano (27). Al parecer, Bolivia en un período de 12 años ha llevado a cabo una política exitosa con respecto al litio; llegando al punto de tener pleno dominio sobre dos ciclos económcos, y finalmente llega a lograr un importante avance en la producción de insumos y productos finales. No obstante, las últimas dos etapas del ciclo económico, todavía no se consuman. Sin embargo, en base a iniciativas públicas, como así también iniciativas privadas, y participación de empresas alemanas, chinas, y surcoreanas; Bolivia tiene un potencial importante y puede ser un país prometedor en cuanto a la industria tecnológica y electrónica. En el caso boliviano será prudente en 2019 estar a la espectativa debido a las Elecciones Presidenciales de Bolivia, y verificar si habrá continuidad política, o si el gobierno que suceda a Evo Morales, mantendrá la política industrial.

8-Conclusión

El litio es un mineral que tiene un carácter claramente estratégico, tiene un enorme potencial económico, un valor que monetariamente está incrementándose, y un mercado en crecimiento. En el circuito económico del litio que consta de cuatro etapas, a saber, extracción, industria química, producción de insumos, y producción de productos finales; los países involucrados tienen plenamente consolidadas las primeras dos etapas, y están en capacidades tecnológicas y humanas para consumar las últimas dos etapas consistentes en producción de insumos tales como baterías, y la producción de productos finales tales como computadoras, celulares, y autos híbridos y eléctricos. Por lo tanto, el panorama es prometedor, y sobre todo si se pueden llevar a cabo políticas efectivas. Argentina, Bolivia, y Chile; se encuentran en una posición claramente ventajosa frente al mercado energético que vendrá. Por lo tanto, sería bastante sensato que los tres países, comiencen a coordinar políticas.

En la actualidad, Bolivia se está comenzando a consolidar como el epicentro energético y logístico de Sudamérica. Además del litio, Bolivia se encuentra consolidando proyectos en materia de energía nuclear, hidroeléctrica, solar, eólica, geotérmica; y por otra parte, es ampliamente conocida su capacidad petrolífera y gasífera. Esta posición, no sólo da una ventaja particular a Bolivia, sino que pueden permitir a Argentina y Chile un acceso a la energía para la producción industrial más económica de lo que resulta depender de proveedores tales como la industria petrolífera venezolana, o las de sus contrapartes estadounidense, rusa, o árabe, debido a los constos de transporte. Por otra parte, Bolivia se encuentra ampliando la capacidad del Aeropuerto Internacional de Viru-Viru, y debido a su estratégica localización, prácticamente en el centro de Sudamérica, comienza a perfilarse como la puerta de entrada y salida de Sudamérica para su comunicación con África, Asia, y Europa. También debe destacarse el potencial energético argentino en Vaca Muerta, como así también su inmenso potencial en energías renovables, y su condición de potencia nuclear, dado el altísimo desarrollo que nuestro país tiene en la industria nuclear.

Entonces ante tal escenario, sería sensado que los tres Estados Nacionales comiencen a coordinar políticas en materia de seguridad energética, y seguridad del litio. Un paso estratégico podría ser la consolidación de una Organización de Países Productores de Litio, tal como en su momento lo hicieron los países de la OPEP; teniendo así la finalidad de garantizar la defensa en bloque de los intereses mineros e industriales de los tres países. Por otra parte, se podría también implementar de forma coordinada una política agresiva e intensiva de industrialización y tecnologización con respecto al litio; con la finalidad de insertarse en el mercado internacional como países industriales y no como exportadores extractivos de materias primas. Para estos fines, puede establecerse una relación cercana entre las principales universidades de los tres países, y la coordinación estratégica e interdisciplinaria de sus centros de investigación.

Debe recordarse que varios países se encuentran implementando agendas públicas con respecto al reemplazo de las energías hidrocarburíferas por energías limpias, y por ende, reemplazando su matriz enérgetica para el transporte. De esta manera, varios países buscan romper la dependencia de la industria petrolífera internacional, dada la inestabilidad geopolítica y económica que observan las regiones petroleras. Ello implica, que el litio, además del aspecto de almacenamiento de energía, comienza a tener un potencial con respecto al transporte, teniendo los tres países la llave energética del futuro.

Matías Nicolás Benitez

Profesor de Historia, Instituto Superior de Formación Docente N°1, Avellaneda, Buenos Aires, Argentina.

Estudiante del Profesorado Técnico en Ciencias Físicas/Ciencias Químicas, Instituto Próspero Alemandri, Avellaneda, Buenos Aires, Argentina.

Bibliografía

  1. Tabla Periódica de los Elementos.
  2. N, N, Greenwood. A, Earnshaw; 1984. Chemistry of the Elements.
  3. Riqueza Argentina, en otras manos: diez empresas extranjeras ya controlan la materia prima del futuro: https://www.iprofesional.com/notas/128637-Riqueza-argentina-en-otras-manos-diez-empresas-extranjeras-ya-controlan-la-materia-prima-del-futuro
  4. Liddle, Andrew R; 1999. An Introdution to Cosmological Inflation.
  5. El Origen del Litio en el Universo: https://www.catalunyavanguardista.com/el-origen-del-litio-en-el-universo/
  6. Valencia Giraldo, Asdrúbal; 2016. La Era del Litio. Universidad de Antioquía, Colombia: http://bibliotecadigital.udea.edu.co/bitstream/10495/6286/1/ValenciaAsdrubal_2016_eralitio.pdf
  7. http://www.info-farmacia.com/historia/sales-de-litio-historia
  8. Valencia Giraldo, Asdrúbal; 2016. La Era del Litio. Universidad de Antioquía, Colombia: http://bibliotecadigital.udea.edu.co/bitstream/10495/6286/1/ValenciaAsdrubal_2016_eralitio.pdf
  9. Bolivia Minera; Procesos de Producción del Litio: http://boliviaminera.blogspot.com/2009/04/procesos-de-produccion-del-litio.html
  10. Corporación Yacimientos de Litio Bolivianos; Medio Ambiente: https://www.ylb.gob.bo/inicio/medio_ambiente
  11. Barria, Cecilia. El triángulo del litio: 3 obstáculos que enfrentan Argentina, Bolivia y Chile para escapar de la «maldición de los recursos naturales». https://www.bbc.com/mundo/noticias-48666235
  12. Roca, Mariano. El Litio, un recurso estratégico. https://defonline.com.ar/el-litio-un-mineral-estrategico/
  13. Morán, Mauricio. El Triángulo del Litio: Chile y la necesidad de una definición política. https://www.elmostrador.cl/mercados/2016/09/07/el-triangulo-del-litio-chile-y-la-necesidad-de-una-definicion-politica/
  14. Boddenberg, Sophía. Extracción de Litio en Chile ¿bendición o maldición?. https://www.dw.com/es/extracci%C3%B3n-de-litio-en-chile-bendici%C3%B3n-o-maldici%C3%B3n/a-43569558
  15. Fornillo, Bruno; Gamba, Martina; 2019. CONICET. Industria, Ciencia y Política en el Triángulo del Litio. http://www.pcient.uner.edu.ar/cdyt/article/view/610/545
  16. Camara Aduanera de Chile. Participación de Chile en la Producción Global de Litio pasa de 36 % a 20 % en cuatro años.                                                        http://cadch.cl/participacion-de-chile-en-la-produccion-global-de-litio-pasa-de-36-a-20-en-cuatro-anos/
  17. De Aragón, Esther; 2019. Chile espera convertirse en un centro de fabricación de Baterías de Litio.                                                                   https://movilidadelectrica.com/chile-quiere-fabricar-baterias-litio/
  18. World Trade Energy; 2019.                     https://www.worldenergytrade.com/index.php/m-news-alternative-energy/23-news-electricidad/4320-chile-ministro-prokurica-destaca-fabrica-de-baterias-de-litio
  19. Durante, Nicolás; 2017. Gigante chino propone a CORFO producir autos eléctricos en Chile.                                                                            https://www.latercera.com/noticia/gigante-chino-propone-corfo-producir-autos-electricos-chile/
  20. Nacif, Federico; 2014. Universidad Nacional de Quilmes. El Litio en Argentina: De insumo estratégico a commodity.                                  https://www.herramienta.com.ar/articulo.php?id=2149
  21. Ámbito Financiero; 23/5/2019. Nace la primera fábrica de Baterías de Litio en Sudamérica.                                                                                      https://www.ambito.com/nace-primera-fabrica-baterias-litio-sudamerica-n5033178
  22. Algunos ejemplos que pueden darse son: Fabricación de Celulares, y, Fabricación de Autos Eléctricos.                                                            https://www.diarioregistrado.com/chariot-wheel_appurtenance_bushwacker https://www.rionegro.com.ar/conoce-el-primer-auto-electrico-hecho-en-argentina-habilitado-para-circular-1013761/
  23. Fornillo, Bruno; Gamba, Martina; 2019. CONICET. Industria, Ciencia y Política en el Triángulo del Litio. http://www.pcient.uner.edu.ar/cdyt/article/view/610/545
  24. Mesa Gisbert, Carlos; de Mesa, José; Gisbert, Teresa; 2012. Historia de Bolivia.
  25. Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia.
  26. Fornillo, Bruno; Gamba, Martina; 2019. CONICET. Industria, Ciencia y Política en el Triángulo del Litio. http://www.pcient.uner.edu.ar/cdyt/article/view/610/545
  27. Ejemplos: Producción de derivados del litio. https://www.ylb.gob.bo/inicio/bienes_servicios_gnre Producción estatal de computadoras y celulares.                                      https://www.quipus.gob.bo Grupo Jala: producción boliviana privada de celulares, software, hardware.  http://fundacion-jala.org/#/es/home Quantum E2, Quantum E3: prototipos de autos eléctricos bolivianos. https://www.paginasiete.bo/economia/2019/9/14/quantum-el-electrico-hecho-en-bolivia-con-garantia-de-altura-230938.html

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*