¿Quo vadis Bolivia?: Llamada a la Racionalidad

Casa de la Libertad, Sucre.
Casa de la Libertad, Sucre.

Dice el físico y epistemólogo argentino Mario Bunge que en Política somos todos tuertos, pero que el ojo sano debe ser escéptico. Esto es principalmente necesario en la crisis política que atraviesa nuestra querida Bolivia. Todos aquellos que de alguna manera me conocen, sabe que yo soy un individuo particularmente moderado, que puede elogiar a políticos de derecha serios, como a políticos de izquierda serios; de la misma manera que con respecto al modelo de país, sostengo que lo principal es lo permanente.

Un Estado Moderno del Siglo XXI, independientemente de que ideología pueda llegar a tener, requiere tener garantizado de forma universal el acceso a la Educación, Investigación Científica y Tecnológica, la Salud, Derechos Laborales y Seguridad Social, la Igualdad Jurídica de todos sus habitantes, y el rechazo tajante a toda forma de racismo, discriminación etnolingüística, religiosa, y de género. A partir de aquí, podemos discutir ideologías, modos de hacer política, formas institucionales, etc. Fuera de aquí, todo gobierno de izquierda o derecha que no cumpla estos requisitos, ni los busque cumplir; merecerá todo mi repudio. De la misma manera que he criticado a la deriva autoritaria y la crisis económica de Venezuela, he sostenido que Bolivia en esos aspectos ha hecho grandes avances; sin embargo, ello no implica abtenerse de críticas a Evo Morales, ni tampoco hacerlo con la Oposición Boliviana.

Muchos discursos circulan sobre Bolivia, tanto de izquierda como derecha, pero de forma evidente se encuentran viciados de ideologicismos, e incluso de falsedades históricas y antropológicas. Evo Morales puede gustar o no gustar, pero en palabras del Diputado Lipovetzky; si tiene cola y ladra, es un perro. En Bolivia es evidente que a pesar de una inmesa movilización social (que no discuto su legitimidad), cuando las Fuerzas Armadas y las Fuerzas de Seguridad toman partido, estamos ante un Golpe de Estado o ante una Dictadura. Desgraciadamente, esas eran las opciones para Bolivia, y muy desgraciadamente, al parecer la situación tiende a empeorar.

Primero que nada, es evidente que hay cosas que aclarar. Todo atisbo de discriminación racial y etnolinguística debe ser repudiada por todo individuo civilizado. También es necesario aclarar que Bolivia no es Sudáfrica, ni tampoco acontece una guerra de »razas» (detestable concepto anticientífico que todavía persiste). Ante estos mitos, cabe decir que genéticamente en Bolivia prácticamente no existen indígenas 100 % »puros», ni blancos 100 % »puros»; en los únicos lugares donde hay individuos racialmente »puros» son en comunidades indígenas rurales, y en comunidades de granjeros de ascendencia principalmente alemana. Despues, el resto de la población, tiende hacia una u otra tonalidad, y el mestizaje masivo en las ciudades es evidente con simplemente caminar cualquier calle de cualquier ciudad boliviana e incluso entre miembros de una misma familia (1).

En segundo lugar, independientemente de que todos somos tuertos en materia política, es necesario poner paños fríos. No puedo, ni debo santificar o demonizar al Sr. Evo Morales, o al Sr. Carlos Mesa; ambos seres humanos de carne y hueso, con vicios y virtudes; y que es cuestión del Pueblo Boliviano decidir su destino en elecciones libres y soberanas, en un marco de plena igualdad ciudadana sin ningún tipo de discriminación ni proscripción política. Los bolivianos en marco cívico deben discutir civilizadamente sus diferencias, dialogar, llegar a acuerdos, y garantizar el Estado de Derecho que incumbe a todos los bolivianos por igual.

Lee también: Es la geopolítica, estúpido.

Desgraciadamente nuestra querida Bolivia ha llegado a puntos extremos, y es evidente que lo que pasa en Bolivia, irremediablemente repercute en Argentina. Por diversos motivos históricos, culturales, demográficos, la República Argentina y el Estado Plurinacional de Bolivia estarán siempre ligados de forma fraternal. Es menester recordar que Argentina comienza a nacer institucionalmente a partir de la Conquista Incaica del Noroeste Argentino, base que tomará el Virreinato del Perú, y sobre la que posteriormente desde la Real Audiencia de Charcas se organizará el nacimiento de Provincias Argentinas fundacionales; de hecho el nombre de nuestro país viene de Civitas Argentina, que es uno de los tantos nombres de la bella ciudad boliviana de Sucre. Esta ligazón histórica se corrobora cuando se comprueba el Sol Incaico y el Blanco de Plata Potosina de nuestra Bandera Nacional y Escudo Nacional; o cuando observamos la importancia de la Universidad de Chuquisaca en la formación académica de nuestros padres fundadores, y la importancia de las ideas ilustradas provenientes de La Paz y Chuquisaca en nuestras gestas de toma de conciencia nacional. Los argentinos en buena medida provenimos de allí, de la misma manera que descendemos de los barcos (2). No podemos jamás ignorar los sucesos bolivianos, e independientemente de como argentinos, tampoco como sudamericanos. Bolivia además de ser el Heartland Sudamericano, es un país inmensamente rico en recursos naturales y energéticos, que evidentemente las potencias mundiales desean, y parece ser que los Países Sudamericanos todavía no somos concientes de ello.

A partir de aquí, desarrollaré mi artículo, el cual será insultado por extremistas de toda laya, y pueda ser desagradable para muchos; pero cuya intención es traer cordura y diálogo en momentos particularmente duros.

Evo Morales: Del apogeo a la decadencia

Apogeo de Evo Morales

En política debe aclararse que hay aspectos permanentes, y aspectos temporales que se marcan con ciclos. Evo Morales gana en 2005 las elecciones bolivianas con grandes esperanzas de cambio por parte de los bolivianos. Por aquel entonces, Bolivia era un completo polvorín, el estancamiento económico y social, la rampante desigualdad, e incluso ciertos procesos sociales que se inclinaban al racismo; amenazaban seriamente la continuidad de Bolivia como País Soberano. Por otro lado, Bolivia había llegado a un estado de Apartheid no declarado, si nacías indígena y pobre, morías indígena y pobre, la movilidad social ascendente era inexistente a pesar del mestizaje histórico (3).

Esta situación ya se había percibido como insostenible por parte del conjunto de la población boliviana. En aquel entonces, no sin conflictos en el medio y arduos debates, se lleva a cabo una Reforma Constitucional. En 2006 se convoca a una Asamblea Constituyente, hacia fines de 2007 culminó su redacción, y en 2009 la Constitución Política del Estado Boliviano fue promulgada con el 62 % de los votos populares. De esta manera, Bolivia tenía una constitución mucho más apropiada a su realidad, y a los requerimientos del Siglo XXI. En la Constitución Política del Estado se establecía la universalidad del acceso a la educación, del acceso a la salud, seguridad social, trabajo, derechos sociales, y derechos etnolinguísticos para la inmensa mayoría del Pueblo Boliviano. Además de estos logros sociales, se consolida la nacionalización de los Recursos Naturales, y se sientan las bases para la institucionalización de procesos de Industrialización e Investigación Científica y Tecnológica (4).

Lee también: Arde Hispanoamérica.

Hasta aquí, es evidente que la Reforma Constitucional era imperativa para Bolivia, y los números demuestran que la misma ha sido efectiva, y que la Administración de Evo Morales ha sido positiva para Bolivia. Los números hablan por sí solos, y parafraseando Bernardino Grimaldi, Ministro de Agricultura, Industria y Comercio del Reino de Italia: »Per me tutte le opinioni sono rispettabili, ma ministro o deputato ritengo che l’aritmetica non sia un’opinione». Traducido a la Lengua de Cervantes, el texto dice: »Para mi todas las opiniones son respetables, pero ministro o diputado sostengo que la aritmética no constituye una opinión.»

En materia social y económica, la pobreza descendió del 60 % de la población al 35 %, la pobreza extrema del 38 % al 15 %. El Producto Bruto Interno de Bolivia pasó de 9.000 millones de Dólares a 40.000 millones de Dólares. La Economía Boliviana creció a un ritmo promedio de 4,9 % interanual. Este auge económico sumado a la nacionalización de Recursos Naturales y Energéticos, permitió una política masiva de inclusión social, y a su vez, de generación de actividades económicas privadas que sustenten esas políticas (5); de hecho el salario mínimo en Bolivia evolucionó de 54 Dólares mensuales en 2005, a 307 Dólares mensuales en 2019. De la misma manera que la Economía Boliviana logró desdolarizarse, mantener una tasa estable de cambio entre el Boliviano y el Dolar de 6,92 Bolivianos por Dólar, y a su vez, el Boliviano se convirtió en una moneda confiable, al punto que los ahorros de Bolivia son en Bolivianos y no en Dólares (6).A nivel educativo, durante la Administración de Evo Morales se contruyeron unas 4.500 escuelas, el Analfabetismo se redujo del 23 % al 2,7 % (7), y la matrícula para Educación Superior asciende al 26,9 % de los jóvenes bolivianos (8). A nivel sanitario, la esperanza de vida al nacer evolucinó de los 59 años a los 73 años, la estatura media de la Población Boliviana ascendió en 10 centímetros (9), e incluso se logró implementar el Sistema Universal de Salud en el año 2019 (10).

Pero los logros de Evo Morales no han sido sólo sociales y económicos. A nivel científico, Bolivia comienza a ingresar en la Economía del Conocimiento, la cual será la base económica del Siglo XXI y lo que determine el éxito o fracaso de las naciones. Bolivia logra consolidar su propia Agencia Espacial (11), su propia Agencia de Energía Nuclear (12), logra producir sus propias computadoras (13), consolida su propia industria de Telefonía Movil y de producción de Smartphones (14), y finalmente con el auge del litio y las Energías Alternativas, se logran producir autos eléctricos bolivianos (15).

Hasta aquí, y volviendo a citar a Bernardino Grimaldi, la aritmética no constituye una opinión; o citando a Aristóteles por la boca del General Perón, la única verdad es la realidad. El período de la Administración de Evo Morales ha sido muy positivo para Bolivia, y para los bolivianos. Bolivia tiene estructuras sociales, estatales, jurídicas, y planificación económica del Siglo XXI. Hasta aquí no hay mucho para discutir, se podrán discutir preferencias personales, pero no se pueden discutir hechos. Aunque en los hechos, así como el apogeo, se encuentra la decadencia de Evo Morales.

Decadencia de Evo Morales

Como anteriormente hemos visto, Evo Morales llegó con un gran consenso por parte de la sociedad boliviana, y ha llegado a despertar sus más nobles sentimientos y aspiraciones. Con la Antigua Constitución Boliviana, llegó al poder ganando elecciones en 2005 con un 54 % de los votos. Con la Nueva Constitución, ganó las elecciones presidenciales de 2009 con un 64 % de los votos, y en 2014 con un 64 % de los votos. En el marco de la Constitución Política del Estado, la presentación de Evo Morales a elecciones en 2009 y 2015, era perfectamente legal y no había objeción alguna; de hecho, los bolivianos votaron masivamente a Evo Morales.

Sin embargo, parece ser que el MAS y Evo Morales cometieron el típico error que suelen cometer agrupaciones de izquierda, nacionalistas, progresistas, o desarrollistas; pecan de personalismo. Un problema característico de Latinoamérica es, que los marcos de Estado Moderno y Legislación Moderna, no suelen perdurar institucionalmente en el tiempo, y por ende, carecen de políticas de estado a largo plazo; de esta manera, la estabilidad y continuidad de las políticas acertadas, dependen desesperadamente de su impulsor. Debe ser reconocido, los latinoamericanos tenemos serios problemas de educación y civismo.

Ante esta circunstancia, Evo Morales decide modificar la Constitución Política del Estado para que sea habilitado a un nuevo mandato. Por muy paradógico que fuera, Evo Morales quería modificar la Constitución que el mismo había promulgado con la aceptación del Pueblo Boliviano. En 2016, se convocó a un referendum para la modificación del artículo 168 de la Constitución Política del Estado; el no se impuso por un 52 %, y triunfó en 6 de los 9 departamentos (16). A partir de aquí, el paso al abismo, y a los errores políticos y comunicacionales del gobierno, comienza a darse de forma muy progresiva.

Evo Morales, desgraciadamente decidió ignorar el resultado del Referendum de 2016. A pesar de haber hecho un buen trabajo en su administración, y según analistas de la talla de Escudé, un gran trabajo; no se preocupó en la sucesión para proseguir con la institucionalidad del proceso boliviano. Es evidente que esta situación forzaba a gran parte de la población hacia la oposición boliviana. En palabras de muchos bolivianos racionales, tres excelentes gestiones de gobierno trágicamente finalizadas por la embriaguez de poder y la hegemonía política a cualquier costo. Si Bolivia es conocido como un país de fuertes contrastes, la política boliviana y en particular la Administración Evo Morales, puede ser calificada de igual manera.

Inobjetables logros sociales, económicos, educativos, científicos, tecnológicos, e industriales; y por el otro lado la improvisación desde lo institucional. Impecable malicia indígena o viveza criolla; por el otro lado ingenuidad ideológica con una versión infantil del indianismo. Impecable estadista que llevó a Bolivia al Siglo XXI, deja un país en claro proceso de industrialización, con fuerte investigación científica y tecnológica, como centro energético y logístico de Sudamérica; pero con un apego al poder tal que puso en peligro la continuidad institucional del Proceso de Cambio. Estratega Geopolítico interesante y conciente de la importancia geoestratégica de su país, y con Relaciones Exteriores correctamente balanceadas entre Oriente y Occidente; por el otro lado con diatribas antinorteamericanas en algunos casos innecesarias. Es así, Bolivia es un país de contrastes, y quien conozca a los bolivianos, sabrá que Evo Morales durante mucho tiempo ha sido la personificación de Bolivia y el arquetipo del boliviano promedio, con sus grandes y nobles virtudes como con sus grandes defectos y vicios.

Oposición Boliviana

La oposición boliviana es un conjunto variopinto, que en un país como la República Argentina, podría ser calificado como un elemento exótico, pintoresco, o una verdadera ensalada rusa. Esta oposición incluye desde grupos racistas indígenas y blancos de extrema derecha que son marginales en la Política Boliviana, socialdemócratas, liberales conservadores, y fuerzas »cristianas» conservadoras,

En la oposición existe gente como Carlos Mesa, quien podría ser calificado como un individuo centrista y moderadamente socialdemócrata. Un individuo que ha dicho que el proceso de Evo Morales ha sido necesario para reintegrar social, política, y económicamente a la Población Indígena en Bolivia; y que en ciertos aspectos ha reconocido que muchos aspectos del Gobierno de Evo Morales han sido muy positivos (17). Estamos hablando de un hombre que no sabemos si por oportunismo, o por convencimiento, es alguien moderado, un opositor racional, y que no plantea ningún tipo de retroceso en las conquistas sociales adquiridas; es crítico de Evo Morales, pero dentro de marcos aceptables.

También existen individuos como Oscar Ortiz, de tendencia liberal-conservadora, coherente en todos los vicios y virtudes del liberalismo conservador latinoamericano. Obviamente se trata de una agrupación cercana a los intereses empresariales, pero que en líneas generales no pretende una vuelta atrás, o volver a Bolivia previa a 2006. Hasta aquí en términos individuales, al igual que Carlos Mesa, está dentro del legítimo debate democrático del Estado Plurinacional de Bolivia (18).

Por último, cabe destacar al polémico Chi Hyun Chung, un coreano-boliviano que es Pastor, Politólogo, y Médico. Independientemente de cualquier consideración sobre su persona, a mi gusto una opción demasiado conservadora, y en ciertos aspectos anacrónicas al pretender ilegalizar la homosexualidad, y tratarla clínicamente; algo particularmente errado si tenemos en cuenta que se trata de un médico, además de que en este aspecto se trataría de convertirla en un asunto clínico, y no penal (19).

Más allá de que nos puede gustar más o menos Evo Morales, o gustarnos más o menos algún dirigente opositor; lo cierto es que la oposición no ha podido lograr unidad. En tanto no hubo unidad programática, ni plan de alternancia, siquiera un plan para las clases obreras, campesinas, e indígenas; era evidente que la degradación institucional se profundizaría al sumarse las torpezas y errores de la oposición.

Elecciones Polémicas

Partiendo de la base que la candidatura de Evo Morales era de por sí polémica, y que el Movimiento al Socialismo había cometido el garrafal error de no formar una conducción sucesora que garantice la continuidad de la institucionalidad, y la consolidación permanente de los aciertos de Evo Morales; era evidente que los problemas aparecerían.

La jornada del 20 de octubre transcurrió con cierta normalidad, y los primeros resultados dieron ganador a Evo Morales con una amplia ventaja obteniendo 44 % de los votos; no obstante, era insuficiente como para triunfar en la primera vuelta. De todas maneras, al conteo provisorio le faltaba el voto de las áreas rurales donde Evo Morales es muy popular, y era evidente que allí obtendría un importante caudal de votos (20). Sin embargo, las irregularidades comenzaron a aparecer.

A partir de aquí, la información es claramente de público conocimiento. Se deja de transmitir el conteo, y luego de 23 horas, Evo Morales aparece como vencedor en primera vuelta (21). A partir de este momento, la oposición denuncia fraude, Evo Morales comienza a radicalizarse; y la OEA en un primer momento sostiene que no hay fraude pero recomienda una segunda vuelta (22). Bolivia inicia una serie de »paros cívicos» que terminan por paralizar todo el país, luego se amotina Policía Boliviana. La oposición pasa de reclamar segunda vuelta a reclamar la anulación de las elecciones. Finalmente, el domingo 10 de diciembre Evo Morales anula las elecciones, y convoca a realizar nuevas elecciones; ese mismo día se produce el Golpe de Estado (23).

Golpe de Estado: Autoproclamaciones, el último grito de la moda

Tal como dijo el Diputado Lipovetzky, si mueve la cola y ladra es un perro. Si primero hay una insubordinación de las Fuerzas de Seguridad mediante motines, y luego las Fuerzas Armadas »sugieren» que Evo Morales debe renunciar, es objetivamente un Golpe de Estado. Después se puede o no estar de acuerdo, pero evitando la nefasta corrección política y la moralina de quedar bien con unos y con otros, las cosas deben decirse por su nombre. Si los pedidos de renuncia, denuncias de fraude, e incluso motines tenían algún fundamento legítimo; a partir del momento en que se llama a nuevas elecciones, un derrocamiento es un Golpe de Estado. Para afirmar que se trata de un Golpe de Estado, hay evidencias. En primer lugar, las irregularidades supuestas o reales han sido puestas en cuestionamiento por organismos de incuestionable reputación, estos organismos políticamente neutrales demuestran que la OEA no puede probar las denuncias de fraude y manipulación (24). En segundo lugar, se han logrado filtrar audios en donde claramente se habla de derrocar a Evo Morales, y en los mismos figuran líderes cívicos, policías, empresarios, y parlamentarios; la misma filtración fue difundida por la red boliviana ERBOL, la cual es insospechada de ser partidaria de Evo Morales (25). En tercer lugar, se han filtrado documentos que desde abril a julio demostraban la preparación de la situación actual de Bolivia; y que los mismos consistían en aglutinar a direntes bolivianos, policías, militares retirados, empresarios, y dirigentes cívicos; queda en evidencia que esto ha sido planificado (26). Después los juicios de valor sobre Evo Morales, sobre los dirigentes opositores, o sobre el Golpe de Estado, quedan como responsabilidad de los lectores.

Bolivia queda durante más de 48 horas en estado de acefalía, y se incrementan tensiones raciales perfectamente evitables y siempre detestables en un país de clara mayoría mestiza donde los matrimonios entre distintas razas son moneda corriente y casi una regla. Se termina derramando sangre tanto de partidarios del MAS como de opositores, y como cualquier derramamiento de sangre, de forma inútil. Bolivia se encontraba ante las puertas vaya a saber que comedia o que tragedia. Tragedias han surgido; el saqueo del domicilio particular de Evo Morales; la incineración de la biblioteca de Álvaro García Linera; eventos igualmente aberrantes como la incineración del domicilio particular del rector de la UMSA, Álvaro Albarracín, las amenazas al domicilio particular e integridad física de Carlos Mesa; son indicios particularmente alarmantes, que vuelven a encender la mecha de la Guerra Civil, mecha normalmente corta en Bolivia ,y cuya última Guerra Civil resultó particularmente traumática, sangrienta, y destructiva, particularmente peligroso si se incentiva a la diferencia racial, lo cual sería algo realmente innovador en la Historia Boliviana.

La radicalización de la oposición boliviana empieza a hacerse evidente, figuras como Camacho y Pumari, que parece comenzar a actuar como un Felipillo; radicalizan ideológicamente todos los discursos opositores, llegando incluso a pretender un retorno de Bolivia a instancias previas al año 2006. Estos líderes, comienzan a ser fuertemente influyentes en las manifestaciones sociales, y las mismas degeneran en muchedumbres alienadas. Se llega al punto de amedrentar y agredir indígenas por el mero hecho de serlo, independientemente de si eran simpatizantes o no del MAS; tal como ha sido registrado en Tarija, Santa Cruz de la Sierra, Cochabamba, y La Paz. Luego se habla de una supuesta guerra de »Dios» contra el »Paganismo» poniendo una Biblia sobre la Bandera Boliviana en el Palacio del Quemado. Se prosigue con innecesarias provocaciones al arrancar Wiphalas y Símbolos de los Pueblos Indígenas e incinerarlos. Incluso se llegan a escribir aberrantes leyendas como »Bolivia Libre de Indios», o »Fuera Indios de la UMSA»; independientemente de que la mayoría de quienes escriben las leyendas, son tan indígenas como Evo Morales en objetivos términos de la Antropología Biológica.

Muy desgraciadamente, todas estas acciones radicalizadas de muchedumbres alienadas, comienzan a condicionar e incluso sobrepasar la conducción política y la representatividad de dirigentes como Carlos Mesa, Oscar Ortiz, o Chi Hyun Chung; quienes al menos tenían posiciones mucho más sensatas y moderadas antes de la insurrección de estas muchedumbres que pueden desembocar en acciones particularmente peligrosas. Estas acciones aberrantes y profundamente erradas, también han generado reacciones entre la Población Indígena, y se ha revitalizado la leyenda »Ahora Sí, Guerra Civil», o advertencias de la multiétnica Central Obrera Boliviana de tomar el control territorial de Bolivia.

La acefalía, llega a su fin el 12 de noviembre. En un escenario particularmente obsceno con una Asamblea Legislativa con una pequeña minoría, e incluso jurando frente a individuos que no fueron electos para ninguna función pública. Jeanine Áñez, parlamentaria boliviana, juró como Presidente de Bolivia y ya varios signos comienzan a resultar preocupantes. La conjunción entre fundamentalismo neoprotestante, apelación irracional a la Fe sin ningún sustento filosófico serio, religiosidad agresiva e invasiva, macarthismo trópical y bananero; sumado a posiciones ideológicas claramente antifilosóficas y anticientíficas, indican que se trata de una ecuación que no da buenos resultados. Tal pareciera, que ante este espectáculo de moralina braguetera y neoprotestantismo norteamericanizante, Celso y Juliano Emperador tendrían claramente razón en sus principales postulados. Si a lo anteriormente le mencionamos declaraciones desafortunadas de Jeanine Áñez contra Símbolos Indígenas, y »satánicos» Rituales Indígenas, sumada a declaraciones despectivas de los Pueblos Indígenas; todo indica que pareciera ser una persona fuertemente endofóbica y llena de un terrible odio de clases y revanchisno, a pesar que su rostro nos recuerda a los jarrones incaicos del Museo de Arqueología de la Provincia de Salta. Por el momento, no puedo afirmar si dichas declaraciones han sido auténticas, han sido producto de edición, son fake news, o un arrebato de irracionalidad que todos tenemos realizando declaraciones muy desafortunadas. De todas maneras, en estas circunstancias, resultan altamente peligrosas en un contexto de nula o muy débil institucionalidad en Bolivia.

Cabe decir que si bien Venezuela y Bolivia son países radicalmente opuestos por donde se los mire, el antecedente de Guaidó demostró que cuanto »cristiano» se quiera autoproclamar, lo consigue y con reconocimiento internacional. La principal diferencia radica en que Bolivia es un modelo exitoso, en el mismo se han observado grandes avances sociales y económicos, como así también logros industriales, científicos, y técnicos; panorama claramente opuesto al de Venezuela en donde la economía se primarizó, el comercio exterior se concentró aún más, y los pésimos resultados económicos están a la vista de todos.

La injerencia de la OEA en Bolivia ya de por sí es sospechosa, y las evidencias indican que se tenía que acabar con Evo Morales a como de lugar. Existen estados con crisis infinitamente más graves que la boliviana, y sin embargo, la OEA ni se mosquea; sin ir demasiado lejos, en el vecino Chile hay un estallido social, represión, muertes, violencia, y todavía no hemos escuchado a la OEA dar informes como en el caso de Bolivia. Tal pareciera, que la OEA es el Ministerio de Colonias de los Estados Unidos. Desgraciadamente al sobreideologizar y luego desmantelar UNASUR y CELAC, la salida a los conflictos sudamericanos se solucionarán en otros bloques geopolíticos ajenos; sean de Estados Unidos, o eventualmente de Rusia, China, o India.

Por el momento, si bien no se puede afirmar nada de lo que pasará, ya de por sí todos los indicios son altamente preocupantes; sólo el tiempo podrá darnos afirmaciones certeras para poder realizar un juicio concluyente. Si las nuevas autoridades deciden volver a privatizar Recursos Naturales retornando al extractivismo, si se pretende un status-quo de apartheid no declarado, si se acaba la industrialización e investigación científica y tecnológica; la situación pasaría a ser alarmante. Para todo esto, al menos en el ámbito legal es necesario derogar la Constitución Política del Estado, algo poco prudente para individuos que se declaran fieles a la Constitución. Si esto sucede, es evidente que Bolivia ha sido atacada por fuerzas extranjeras mediante agente locales; en este caso ya no estamos ante un Golpe de Estado o Crisis Institucional Interna, sino ante un ataque externo perpetuado por agentes locales. En caso que además de anular la Constitución Política del Estado, se proceda a reemplazar la identídad étnica, religiosa, cultural, y política; además de estar frente a un ataque, estamos ante una verdadera subversión en el estricto sentido de las categorías políticas de la Civilización Occidental de matriz Greco-Latina y Amerindia. Por el propio bien de Bolivia, esperemos que la cordura y la racionalidad primen entre los dirigentes bolivianos sean partidarios de Evo Morales, u opositores al mismo. Sería trágico destruir un país con índices impecables y crecimiento continuo durante 14 años. Evo Morales puede gustar o no, eso se reitera que es cuestión del Pueblo Boliviano, pero evidentemente buena parte del modelo, debería continuar, aunque también es cierto que podrían cambiar ciertas formas de hacer política.

Argentina y Bolivia

Las relaciones entre Argentina y Bolivia, como así también sus vínculos históricos, obligan a matener una estricta prudencia, y a su vez una solidez institucional. Argentina no puede intervenir en procesos políticos internos de Bolivia, esto corresponde pura y exclusivamente al Pueblo Boliviano. La Diplomacia Argentina, debe siempre ser garante de que en Bolivia haya Estado de Derecho, Democracia Plena, Instituciones Multiétnicas, y no se registren proscripciones de ningún tipo; colaborando con el regreso a la normalidad. No debe ser olvidado el fuerte vínculo entre el Noroeste Argentino y Bolivia, lo que allí pase, inevitablemente para bien o para mal, repercute en Nuestro País. Por otro lado, buena parte de la Simbología Quechua-Aymara forma parte de la Simbología Nacional Argentina, y parte irrenunciable de la Identidad Naciónal, por lo tanto, debe trabajarse diplomáticamente para que las relaciones entre ambos países mantengan su cause de normalidad, y se garantice el retorno a la normalidad cuanto antes sea posible evitando incidentes y enfrentamientos innecesario entre Países Hermanos.

Lo que la República Argentina jamás podrá aceptar, es la instauración de un régimen racista, impregnado de odio de clase, y de odio revanchista. Eso sería directamente una amenaza a nuestra propia población de matriz andina y amerindia principalmente en el Noroeste Argentino; por lo tanto a nuestra Soberanía Nacional e Integridad Territorial. Ante este espectáculo las negociaciones diplomáticas y económicas deben ser siempre actualizadas y fluidas para evitar que la locura colectiva se apropie de Bolivia, colapse al Hermano País, y se contagie a la República Argentina.

Por: Matías Nicolás Benitez
Profesor de Historia, Instituto Superior de Formación Docente N°1, Avellaneda, Buenos Aires, Argentina.

Estudiante del Profesorado Técnico en Ciencias Físicas/Ciencias Químicas, Instituto Próspero Alemandri, Avellaneda, Buenos Aires, Argentina.

Referencias:

  1. Lizcano Fernández, Francisco; 2008. Composición Étnica de las Tres Áreas Culturales del Continente Americano al Comienzo del Siglo XXI. Universidad Nacional Autónoma de México.
  2. Tarragó, Myriam Noemí; 2000. Nueva Historia Argentina: Los Pueblos Originarios y la Conquista.
  3. Stefanoni, Pablo; do Alto, Hervé; 2006. La Revolución de Evo Morales: De la Coca al Palacio.
  4. Gamboa Rocabado, Franco; 2010. Transformaciones Constitucionales en Bolivia. http://www.scielo.org.co/pdf/rci/n71/n71a08.pdf
  5. Oglietti, Guillermo; Serrano Mansilla, Alfredo; 2019. ¿Por qué funciona la Economía Boliviana?. https://mundoempresarial.com.ar/contenido/3501/por-que-funciona-la-economia-boliviana
  6. Del Río Rivera, Marco Antonio; Montero Kurcevic, Casto Martín; 2014. Desdolarización Financiera en Bolivia. https://estudioseconomicos.colmex.mx/archivo/EstudiosEconomicos2014/3-25.pdf
  7. Banco Mundial; 2013. En Bolivia, la infraestructura es una de las claves para la educación de calidad. https://www.bancomundial.org/es/news/feature/2013/09/11/Bolivia-la-infraestructura-clave-para-la-educacion-de-calidad
  8. Redacción. Diario los Tiempos (Cochabamba, Bolivia); 2018. https://www.lostiempos.com/tendencias/educacion/20180617/bolivia-269-alcanza-nivel-estudios-superiores
  9. Justiniano, Gina. Diario el Deber (Santa Cruz, Bolivia); 2019. Hay más gente longeva en Bolivia; la esperanza de vida subió a 73 años. https://eldeber.com.bo/133382_hay-mas-gente-longeva-en-bolivia-la-esperanza-de-vida-subio-a-73-anos Redacción Central. Diario Los Tiempos (Cochabamba, Bolivia); 2016. Bolivianos suben 10 cm de estatura. https://www.lostiempos.com/tendencias/interesante/20160727/bolivianos-suben-10-cm-estatura?fb_comment_id=2238987849522057_2404649342955906
  10. Carrillo, Sergio Martín; 2019. Celag: La Salud Universal en Bolivia. https://www.celag.org/la-salud-universal-en-bolivia/
  11. Agencia Espacial Boliviana. Página Oficial. https://www.abe.bo/nosotros/historia/
  12. Agencia Boliviana de Energía Nuclear. Página Oficial. http://www.aben.gob.bo/es/
  13. Empresa Boliviana de Computadoras Quipus. Página Oficial. https://www.quipus.gob.bo/
  14. Empresa Boliviana de Software y Smartphones. Página Oficial. http://fundacion-jala.org/#/es/home
  15. Energía Limpia Para Todos; 2019. Bolivia fabrica su primer auto eléctrico con baterías hechas en casa. https://energialimpiaparatodos.com/2019/10/07/bolivia-fabrica-su-primer-auto-electrico-con-baterias-hechas-en-casa/
  16. British Broadcasting Corporation. Redacción; 2016. Bolivia dice »No» en referendo a otra reelección de Evo Morales. https://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/02/160223_bolivia_evo_morales_referendo_resultado_ep
  17. Mesa Gisbert, Carlos; de Mesa, José; Gisbert, Teresa; 2012. Historia de Bolivia.
  18. La Nación (Buenos Aires, Argentina); 2019. Cuando el populismo tiene éxito económico: la experiencia de Evo Morales en Bolivia. https://www.youtube.com/watch?v=_wHrZ937egQ
  19. Gaete, D; 2019. Diario Emol.Mundo (Santiago, Chile). Chi Hyun Chung, el polémico candidato presidencial boliviano que sugiere tratamiento psicológico a la comunidad LGBTI. https://www.emol.com/noticias/Internacional/2019/10/02/962991/Candidato-Presidencial-Bolivia-Elecciones.html
  20. Redacción. Diario Los Tiempos (Cochabamba, Bolivia); 2019. Evo Morales confía en el voto del campo para no llegar a segunda vuelta. https://www.lostiempos.com/actualidad/pais/20191020/evo-morales-confia-voto-del-campo-no-llegar-segunda-vuelta
  21. Redaccion. Deutsche Welle (Alemania); 2019. OEA pide explicaciones por interrupción de conteo de votos en Bolivia. https://www.dw.com/es/oea-pide-explicaciones-por-interrupci%C3%B3n-de-conteo-de-votos-en-bolivia/a-50911035
  22. Vallejos, Mónica; 2019. Diario El Cronista (Buenos Aires, Argentina). Este artículo fue hecho gracias al esfuerzo de trabajo de un periodista profesional. https://www.cronista.com/internacionales/Bolivia-OEA-recomienda-ballottage-incluso-si-Morales-gana-en-primera-ronda-20191023-0040.html
  23. Meza, Andrés; 2019. Diario France 24 (París, Francia). Tras informe de la OEA, Evo Morales convoca a nuevas elecciones en Bolivia. https://www.france24.com/es/20191110-oea-recomienda-repetir-elecciones-bolivia
  24. Perucca, Pedro; 2019. Diario Informe Político (Buenos Aires, Argentina). Expertos de EEUU descartan fraude en Bolivia y critican las “conclusiones infundadas” de la OEA. https://informepolitico.com.ar/expertos-de-eeuu-descartan-fraude-en-bolivia-y-critican-las-conclusiones-infundadas-de-la-oea/
  25. Redacción; 2019. Educación Radiofónica de Bolivia (La Paz, Bolivia). Surgen 16 audios que vinculan presuntamente a cívicos, exmilitares y EEUU en planes de agitación. https://erbol.com.bo/nacional/surgen-16-audios-que-vinculan-c%C3%ADvicos-exmilitares-y-eeuu-en-planes-de-agitaci%C3%B3n
  26. Redacción; 2019. Behid Back Doors (Estados Unidos). US Hands Against Bolivia, Part I. https://bbackdoors.wordpress.com/2019/10/08/us-hands-against-bolivia-part-i/

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. Es la geopolítica, estúpido. – Revista Insomnio
  2. Arde Hispanoamérica. – Revista Insomnio
  3. Especial: Golpe de Estado en Bolivia. – Revista Insomnio

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*