El dilema del soporte (Parte II).

13 mayo, 2019 admin 0

En la primera entrega de esta nota editorial escribí -muy escuetamente- sobre la importancia real del soporte, luego de relatar mis experiencias personales en los -por entonces- nacientes medios digitales y alternativos de comunicación, llegando a la conclusión de que el soporte digital no garantiza en absoluto la perdurabilidad de la información en el tiempo. Como escribí en su momento, de todo aquello apenas sobreviven escasos e incompletos registros que, si bien sirven para certificar de manera efectiva la existencia concreta de dichos proyectos, por incompletos no ayudan a comprender las verdaderas dimensiones de los mismos. Sin embargo esta apreciación resultó ser extremadamente subjetiva, cosa que comprendí tras publicada la revista, cuando mi viejo ladero -el “Ninja” Romero- comenzó a enviarme todo tipo de material registrado durante los años en que hacíamos ‘Masacrador.com.ar’; lo que dio por tierra con mis conclusiones primarias obligándome a un profundo replanteamiento de conceptos. Efectivamente, gran parte de nuestro trabajo todavía sobrevive vagando por ‘la nube’, aún a pesar de que su acceso tiene un carácter ciertamente restrictivo por estar alojado en servidores privados; pero ahí están artículos, fotografías y gráficas intactas a casi quince años de haber sido concebidas.

El dilema del soporte (Parte I).

13 marzo, 2019 admin 0

¿Cuál es la importancia real del soporte? ¿Camina ‘lo tangible’ rumbo a una literal obsolescencia? ¿Qué parámetros determinan las condiciones propias de aquello que entendemos bajo el concepto de “existencia”? ¿Son los conocimientos científicos acumulados por nuestra civilización lo suficientemente amplios, sus métodos correctos y sus prácticas eficientes como para asegurar que estamos en condiciones de realizar una medición relativamente precisa de dichos parámetros? ¿La digitalización casi total de la información y las comunicaciones constituye un avance o un retroceso para la humanidad? ¿O es que, acaso, la profundización en la aplicación de dichos procesos tecnológicos y sociales tiene como finalidad -ya sea primaria o secundaria- la deshumanización total o parcial de nuestra especie? ¿Podría decirse que actualmente vivimos inmersos en una “realidad virtual”? ¿Es la trans-humanización un futuro inevitable? ¿Nos encontramos ante el fin de nuestra especie o ante una nueva etapa evolutiva que fortalecerá su prevalecencia y perpetuidad?