Entrevista Salvaje con Pablo Duggan: ¿Quién fue el Dr. Bisman? ¿De qué se murió? ¿Duggan es ‘kirchnerista’?

20 septiembre, 2019 admin 0

El 18 de enero del 2015, Natalio (Sí, Natalio, no se rían) Alberto Nisman se mató de un tiro y, desde ese tibio y sangrante agujero, la más siniestra mercadotecnia política parió al negativo del fiscal: el Dr. Bisman. Desde entonces, y gracias a la depravación mediática, el frenesí de una sociedad enferma puso una mesa sobre las cartas para tapar la verdad con mucha mentira; atándole piolines matambreros a sus brazos y piernas, le hicieron bailar al son de Cambiemos para que, 326 días después, Mauricio Macri iniciara los peores 4 años de la historia Argentina tras la última dictadura CÍVICO-militar.

Guerra en Venezuela, xenofobia progresista, mercenarios varios y noticias falsas.

5 febrero, 2019 admin 0

Desde el final de las últimas dictaduras militares del S.XX, Hispanoamérica ha transitado ecléctica de lo sublime a lo ridículo; sin embargo, en la última semana la historia en Venezuela dio un violento vuelco de lo ridículo a lo siniestro. Un diputado se auto proclamó Presidente de la República frente a un puñado de locos enajenados y exacerbados en una plaza y, para mayor “chiste”, terminó siendo reconocido -como no podía ser de otra manera- por las potencias occidentales que esperan ansiosas, con la servilleta en el cuello y los cubiertos en las manos, devorarse las inmensas reservas de recursos naturales “no renovables” del país caribeño.

Los Bolsoñeris.

Los Bolsoñeris: Consideraciones sobre el liberalismo, el posmodernismo y la hegemonía.

9 enero, 2019 admin 0

La palabra “fascismo”, hoy, suele utilizarse muy a la ligera. Casi cualquier pensamiento, expresión o comportamiento que esté a merced de los sesgos cognitivos de quien no sepa o no quiera interpretarlos y/o -simplemente- guste de adjetivar todo aquello que no es de su agrado, puede ser susceptible de considerarse como fascismo. Dicha palabra ha quedado -y juzgo yo, deliberadamente- ligada ‘ad eternum’ casi exclusivamente al totalitarismo y las peores prácticas del nacionalismo en su anacrónica concepción europea, sin embargo esta ‘relación automática’ -más propia del subconsciente- es más de las trampas dialécticas diseñadas para confundirnos y aportar a nuestra alienación.